Vuelve hijo a tu padre y madre


7:9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
7:11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos… Mateo 7:9 – RVR1960


La perspectiva de un Padre es muy distinta a la de un hijo; un día le preguntaba a mi mamá que era más importante para ella, en este caso: comprarse algo para ella o comprar algo para sus hijos. Lo que respondió es que siempre pensaba antes en nosotros que en ella misma, no es interesante como cada padre busca lo mejor para sus hijos, nos hemos topado con varias perspectivas de como han sido nuestros padres, algunos son más protectores que otros pero hay que entender que no todos tienen esa percepción de serlo, un verdadero padre hará hasta lo imposible para dar a sus hijos lo mejor.

El agradecimiento es una herramienta clave para volver a entablar una relación con nuestros padres, ellos hacen tantas cosas por nosotros sin esperar nada a cambio, y aunque en algún momento no hayan estado para nosotros siempre va a haber algo por lo cual estar agradecidos con ellos y es el don de la vida, no importa la circunstancia en la que te encuentres en este momento con tus padres, por ellos tienes la dicha de vivir y sin ellos no la habrías tenido, la honra no implica solo tener un motivo para darle una exaltación a aquel a quien se decide honrar, se trata de vivir un vida de constante agradecimiento, es tiempo de sanar las heridas y empezar a agradecer en todo tiempo la dicha de vivir porque cada persona nace con un propósito  y no hay nadie que pueda decir lo contrario.

Siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros por obediencia, aún dando su vida por completo nos enseña a agradecer por lo que se nos da ya que eso le enseñó su Padre; por eso estos versos hablan acerca de una de las manera más sencillas para devolver los corazones de los hijos a los padres y  es “Ser Agradecidos”.

Hay tantas cosas por las cuales que agradecer y uno de los rompimientos más evidentes es dar gracias por la vida, nuestros padres imaginaron vernos en brazos fuertes y llenos de vida por eso decidieron darnos ese don, basta de pensar que somos un error, si así fuera no estaríamos en el plan perfecto de Dios, y es que para Él no hay errores, solo propósitos que tienen un destino victorioso y la vida fue diseñada para ser la evidencia de que algo fue llamado a existir que significa aparecer en un punto determinado, Sí, este punto es al que fuiste llamado de dentro de la nada a ser algo, gracias a la decisión de Dios y tus padres que fueron el instrumento para que se cumpliera.

Eres un ser valioso creado para grandes obras que sin tus padres no se hubiese completado, este es el tiempo de agradecer por este don y nuevamente relacionarte con ellos, porque nadie puede negar que sin tus padres no hubieses sido traído de la inexistencia a la vida es algo que no tiene discusión y es el rompimiento perfecto para volver de nuevo a estar en un mismo sentir, por eso dice: Aún siendo malos saben dar buenas cosas a sus hijos que mejor que la vida misma.

Comparte
Imagen por defecto
Anyela Pac

Deja un comentario