SU PODER SE PERFECCIONA EN LA DEBILIDAD

- Oh Dios no, no de nuevo por favor -Pensaba cada vez que ocurría o sentía que estaba a punto de ocurrir. Recuerdo muy bien cómo se sintió las primeras veces, el sudor en la palma de mis manos, cada latido de mi acelerado corazón, en mis sienes y en la punta de mis dedos, … Continuar leyendo SU PODER SE PERFECCIONA EN LA DEBILIDAD