Aún en medio de todo- Honra-.

La semana pasada vi una película que me encanta y podría verla una y otra vez y esa es Armagedon. La película trata sobre como un asteroide va a impactar contra el planeta Tierra. Por tal razón envían a la misión a Harry Stamper (Bruce Willis) y este se sacrifica para salvar al mundo y a su hija. Una película que si eres sentimental seguro llorarás en la escena que Él se despide de ella a través de la pantalla.

Al terminar de verla me quedé pensando en que no todos hemos vivido esto, no todos hemos tenido un papá que se sacrifica por nosotros, puede que papá se haya ido, puede que ambos lo hayan hecho, puede que hayan muerto o puede haber muchas razones más. Mi papá se fue de casa cuando yo era adolescente, gracias a Dios mis hermanos y yo teníamos a mamá quién se encargó de todo (Mamá si estás leyendo esto, sabes que te amo hasta el infinito) esto me causo el no entender muchas cosas junto a ello vino mucho dolor; pero cuando conocí a Jesús Él me enseñó a perdonar y sanó cada área de mi que debía ser sanada.

Hay un salmo hermoso en la Biblia que nos dice lo siguiente:

Aunque mi padre y mi madre me abandonen el Señor me mantendrá cerca. Salmos 27.10

Hay situaciones que nos son difíciles, sin embargo, cuando vamos creciendo en nuestra relación con Dios aprendemos de su paternidad, su bondad amor y cuidados para nosotros. Él nos hace saber que somos sus hijos y que jamás nos dejará, Él ha prometido estar con nosotros, acaso esto – ¡No es maravilloso! Y aún en medio de todo se nos manda a que honremos la vida de nuestros padres sin condición alguna porque solo así nos irá bien.

Sé que no es fácil hablar de estos temas cuando tu historia quizás ha sido todo lo contrario y te es complicado comprender ¿Cómo honras a alguien que no estuvo? Pero te puedo decir que si buscar al Señor Él te enseñará como hacerlo y por donde empezar. Recuerdo que yo inicié por llamadas y mensajes y aunque no sabía que decir eso me ayudo mucho. Y si alguno de ellos ya está en la presencia del Señor hónralos sabiendo que estarían orgullosos de ti. Como les dije en la publicación anterior un día nosotros también seremos padres y seguramente nos vamos a equivocar, por lo tanto, empecemos a obedecer lo que la Palabra nos dice. Valoremos más sus aciertos que errores y agradezcamos por tenerlos.

  • Proverbios 1:8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre.

 

Es mi oración esta tarde que Él sane todo en ti, si tus papás no están recuerda que Él nunca va a dejarte. Y si los tienes ámalos y bendícelos en todo tiempo. Te envió un gran gran abrazo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s