…Y tendrás larga vida.

En el antiguo testamento exactamente en el libro de Deuteronomio encontramos el pasaje cuando Moisés lee al pueblo los tan famosos diez mandamientos, aunque también lo encontramos en libros anteriores. Seas cristiano o no habrás escuchado más de uno. Pero del que hoy quiero hablar es el siguiente:

“Honra a tu padre y a tu madre tal como el Señor tu Dios te lo ordenó. Entonces tendrás una vida larga y plena en la tierra que el Señor tu Dios te da” Dt 5:16

La palabra “HONRA” se refiere a la gran estima y consideración hacia algo o alguien, también abarca respeto, decoro, humanidad e integridad. Lo contrario a la honra es desacreditar a una persona. Ahora bien, esta como un mandato, no se nos está diciendo: ¡Si quieres! O ¡Si te gustaría! Es algo que debemos hacer.

Creo que es “fácil” por así decirlo honrar a nuestros padres cuando han estado presentes en todo tiempo, cuando han sido buenos o no nos han abandonado; pero que hay con aquellos que han sido todo lo contrario; sin embargo, por hoy no voy ahondar en esto, sino la próxima vez. La honra es una decisión, nosotros debemos tomar este mandamiento y tratar de cumplirlo en la manera que podamos, esto es condicional porque tiene una promesa de parte de Dios “Que nos irá bien y tendremos larga vida” ¿Quién no quiere que le vaya bien?

Típico que estás en la iglesia y de repente empiezan a predicar sobre cómo tratar a los padres y ellos nos ven con cara de ¡Estás escuchando! O nos dan un codazo y nosotros los vemos a ellos cuando hablan sobre como deben tratarnos a nosotros. Esto es un tema difícil de tratar para muchos de nosotros, al menos para mí lo es. Con el tiempo he aprendido que la relación con nuestros padres es de las más importantes y significativas que tendremos en la vida.

Efesios 6:1-4 dice: Hijos, obedezcan a sus padres porque ustedes pertenecen al Señor, pues esto es lo correcto. «Honra a tu padre y a tu madre». Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa: si honras a tu padre y a tu madre, “te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra”Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor.

Si en este momento quizás es complicado para ti honrar a tus padres por sus errores, fracasos o debilidades, es mi oración que eso cambie, que el Espíritu Santo pueda traer sanidad a tu corazón y recordemos que no son perfectos como tampoco nosotros los somos. ¿Sabes? A veces pienso en que un día seremos padres y seguramente nos vamos a equivocar en el papel como quizás nuestros padres lo han hecho, así que ¿por qué no sembrar desde ahora lo que queremos para el futuro?

Así que si estás terminando de leer esto te animo a que vayas y les abraces, les llames o envíes un mensaje agradeciéndoles lo que han hecho por ti o diles todo lo que pueda haber en tu corazón, créeme que será de bendición para ellos y para ti.

¡Te envión un fuerte abrazo y nos leemos en la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s