¿Qué harás hoy?

Cada vez que lo pienso, me impresiono. Cada vez que lo considero, siento que mi corazón palpita más fuete. Seguro has escuchado en varias ocasiones, cómo Dios es creador de todo y de todos, pero es que, si lo pensamos más a fondo, Dios es creador de todo y todos: con sus manos nos formó, ante su voz todo y todos obedecen, es soberano por sobre todo lo que existe, y lo mejor: nos ama profundamente.

Una vez escuché una frase que decía algo como: Para conocer a Dios, hay que hablar con Dios. Y es que no cabe duda que Dios es el mismo, ayer, hoy y siempre; pero actúa de formas distintas en la vida de cada uno de sus hijos.

Puedo decirte con certeza que yo no conocía bien a Dios; hace años, sabía de Él, sabía lo que había hecho por otras personas, e incluso oraba, pero no lo conocía bien, hasta que me acerqué y le confesé que a veces dudaba, quería conocerlo más, que quería saber más de Él, de quien era. Ya no quería orar al Dios de mis padres, ya no quería tener la perspectiva de Dios de alguien más, quería una propia, quería que fuera MI Dios. Y Dios, me fue enseñando quien ES, y quien ES en mi vida. 

No puedes conocer a alguien si cuando hablan solo hablas tú, no puedes conocer a alguien por lo que todos te dicen de esa persona, conoces a alguien y tienes una relación profunda al acercarte y pasar tiempo con esa persona.

Uno de los mejores consejos que he recibido para conocer mejor a Dios es leer Su Palabra, en toda La Biblia, Dios nos muestra su amor, su compasión, su paciencia, sus misericordias una y otra y otra vez.

Te propongo hacerte estas preguntas y meditar profundamente en cada una de ellas, para evaluar qué tanto conoces a Dios y para proponerte conocerlo más: ¿Qué te quiere enseñar Dios hoy? ¿Qué puedes hacer el día de hoy para conocerlo más y acercarte más? ¿Qué has visto o experimentado hoy que refleje algo de lo que Dios es? ¿Cuándo fue la última vez que te acercaste a Dios con confianza y le dijiste sinceramente cómo te sentías y lo que deseabas de una relación estrecha con Él? Y de lo más importante: ¿Qué harás hoy para conocerlo más?

Te invito a que leas Su Palabra y conozcas de manera personal a tu Creador.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8

¡El fiel amor del Señor nunca se acaba! Sus misericordias jamás terminan. Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana. Lamentaciones 3:22-23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s