SON COMO NIÑOS.

• Texto Clave: Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero cuando crecí, dejé atrás las cosas de niño. 1 corintios 13:11

Creo que todos hemos visto la famosa película de son como niños, y pensando un poco en el trama de la película podemos notar como un grupo de viejos amigos tienen un recuentro después de mucho tiempo y deciden convivir en una vieja cabaña para salir de la rutina un poco, en un resumen la película nos da a conocer la inmadurez que hay en estos viejos amigos. Y aunque no queramos verlo así, hay muchos que actuamos como niños, inmaduros, irresponsables, demandantes y muy poco ofertantes, creemos que por ser así el reino de los cielos es para nosotros tomando de una forma religiosa el pasaje de los evangelios ubicado en MATEO 19:14

Pero Jesús les dijo: «Dejen que los niños vengan a mí. ¡No los detengan! Pues el reino del cielo pertenece a los que son como estos niños».
Mateo 19:14 NTV

Si leemos con el entendimiento debido, dicho pasaje podremos obtener la fresca revelación de lo que Jesús intentaba decir.
Volviendo al texto clave de dicha enseñanza tenemos a Pablo diciendo: ¡YA ESTUVO! Dejemos atrás la forma inmadura e irresponsable de ver y hacer las cosas, en un principio se los aceptaba pero ya a estas alturas del partido no podemos seguir igual.
Saquemos de nuestra mente la idea de que el crecimiento espiritual es igual a nuestro crecimiento natural, porque si seguimos con esa idea pasaremos mucho tiempo siendo como niños, y veremos como otros caminan mientras nosotros apenas gateamos.

✓ CONCLUSIÓN

En este mismo capítulo 13 de Corintios vemos a Pablo decir en el versículo 12 lo siguiente: Ahora mi conocimiento es parcial, pero luego mi conocimiento será completo. Conoceré a Dios tal como él me conoce a mí. Nadie mejor que Dios para conocer cada área de nuestra vida, Él sabe que nos vamos a equivocar en algún punto y que muchas veces actuaremos como niños berrinchudos, inmaduros y demandantes, pero la forma en que Él nos conoce es mucho más grande que cualquier cosa de estas, porque Dios conoce que nosotros tenemos la capacidad y la habilidad de crecer y madurar a pasos acelerados ya que Él puso eso en nosotros, pero la cuestión es, ¿nosotros nos conocemos así?, nuestra madurez no se mide por los años de vida que tengamos o por la escuela de la vida que hallamos llevado, nuestra verdadera madurez y crecimiento son el resultado de cuanto conocemos nosotros a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s