Amor Sacrificial.

Días atrás estaba escuchando un podcast que me dejó meditando por un tiempo. En el hicieron una pregunta que me hizo cuestionarme tanto y era está ¿Por qué haces lo que haces? El contexto en sí, era si viviendo una vida de amor, porque de ahí parte todo.

En el capítulo 12 de la carta a los Corintios el Apóstol Pablo da evidencias de la pérdida del amor entre ellos (aplica también para nosotros) y en el siguiente escribe uno de los pasajes más conocidos.

 I Corintios 13: 1-3 “Si no tengo amor, de nada me sirve hablar todos los idiomas del mundo, y hasta el idioma de los ángeles. Si no tengo amor, soy como un pedazo de metal ruidoso; ¡soy como una campana desafinada! 2 Si no tengo amor, de nada me sirve hablar de parte de Dios y conocer sus planes secretos. De nada me sirve que mi confianza en Dios me haga mover montañas.3 Si no tengo amor, de nada me sirve darles a los pobres todo lo que tengo. De nada me sirve dedicarme en cuerpo y alma a ayudar a los demás” (TLA)

Prácticamente nos está diciendo “Pueden hacer cualquier cosa, pero si la motivación no es el amor primero a Dios y después a su prójimo, de nada les sirve”. Tristemente estamos viviendo una cultura donde cada quién se preocupa solo por sí mismo, donde en redes sociales se muestra quien es mejor que otro, por lo que hace o tiene ¿Pero qué hay de nosotros como cuerpo de Cristo? Realmente estamos siendo luz en medio de tanta oscuridad y estamos amando tal como se nos demanda.

Quiero que por un momento medites ¿Si has estado mostrando el amor de Jesús por medio de tus acciones, manera de hablar, etc.? Ya sea con tu familia, en tu trabajo, con tus amigos y aún con personas que no son de tu círculo. Es posible practicar este amor sólo si Dios nos ayuda a poner a un lado nuestros deseos e instintos, al grado que podemos dar amor sin esperar nada en cambio. Cuanto más nos parezcamos a Cristo, más amor brindaremos a los demás.

Quiero contarles que en mi área laboral la mayoría del tiempo estoy rodeada de personas y también tengo gente a mi cargo. Así que hay días en los que siendo honesta no tengo ganas de amarles porque me lo hacen complicado, espero que también les pase para no sentirme mal ¡Ja, ja, ja! porque en serio a veces nuestro prójimo no coopera, pero es en esos momentos donde recuerdo que mi forma de tratarles puede marcar algo en sus vidas, porque no hay nada más transcendental que un amor sacrificial. Seremos conocidos por la forma en que amamos a los demás.

  Para terminar quiero dejar este pasaje en tu corazón. “Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.8  El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.9  Dios nos dio muestras de su amor al enviar al mundo a Jesús, su único Hijo, para que por medio de él todos nosotros tengamos vida eterna ( I Juan 4:7-9)

Vive en amor en donde estés y en todo lo que hagas. Deja un legado. Y vivamos una vida que sea recordada por haber dejado muestra de nuestra relación con Jesús en los demás.

¡Te envió un fuerte abrazo! ¡Dios te bendice!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s