Vida y… Vida

Uno de los mejores consejos que he escuchado en toda mi vida es este: “Memorizar versículos Bíblicos ayudará a que cuando pasemos por algo, Dios nos los recuerde”.

Toda mi vida he escuchado a mi mamá declarar las promesas de Dios en su vida y en las personas que ama, toda mi vida la he escuchado repetir lo que quiere, decir en voz alta que es bendecida, y vaya que lo es.

En proverbios 18.21 dice:
La lengua puede traer vida o muerte; los que hablan mucho cosecharán las consecuencias.


A lo largo de La Biblia, Dios nos recuerda que hay que tener mucho cuidado con lo que sale de nuestra boca, con lo que hay en nuestro corazón que se ve reflejado en cada una de nuestras palabras; porque, si no tenemos algo bueno para decir, ¿para qué vamos a decirlo?
Si Dios nos dice que lo que sea que digamos tiene grandes consecuencias, si nos dice que si elegimos hablar vida o muerte, habrán consecuencias igual; si nos dice que en realidad nuestras palabras llevan poder; ¿puedes imaginarte el Poder de las Palabras de Dios? Dios es soberano, y ante lo que Él dice, todo y todos obedecen, Él creo todo lo que existe con sus Palabras.
Es maravilloso leer La Biblia y que Dios te hable por medio de ella, es maravilloso sentir que no estás aquí porque es una mera casualidad, es maravilloso recordar las promesas de Dios, y es aún mas maravilloso vivirlas. Te recordaré un poco lo que Dios dice de ti:

Pues todos ustedes son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.
Gálatas 3:26

Tú llevas la cuenta de todas mis angustias y has juntado todas mis lágrimas en tu frasco; has registrado cada una de ellas en tu libro.
Salmos 56:8

La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo. Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.
Efesios 2:9‭-‬10

Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.
Romanos 8:28
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Filipenses 4:13

La próxima vez que vayas a decir algo apresurado, detente a pensar si son palabras de vida o no, y escoge hablar palabras de vida. Pero más importante, la próxima vez que sientas que no sabes dónde estas parado, o qué traerá el futuro, elige leer y creer en las palabras de Dios, elige creer en lo que Dios piensa y dice de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s