ENTRE GOTA Y GOTA LA VERDAD SE ASOMA

Hace poco descubrimos un poco de humedad en mi casa, así que investigamos y nos dimos cuenta que era un poco más grave de lo que pensamos. Pusimos manos a la obra y  nos dimos notamos que se podía solucionar relativamente fácil y rápido; investigando un poco leí en un artículo sobre humedad, y mencionaban que el agua puede no ser dañina si pensamos en que solo es un poco de agua, pero cuando una pequeña mancha surge en la pared y la ignoramos, lo que empezó con un poco de agua puede convertirse en daños permanentes en los hogares.

No entraste al blog equivocado, imaginemos que el hogar es nuestro corazón y dejamos entrar solo un poco de amargura, alguien nos contestó mal o recibimos un insulto en el tráfico y lo dejamos pasar, no hacemos absolutamente nada al respecto. A la larga, es solo un poco ¿no?

Pero qué pasa si de pronto recordamos ese momento y pensamos en que pudimos haber contestado algo peor y eso de alguna forma “nos habría hecho sentir un poco mejor” qué pasa si de gota en gota nuestro corazón adquiere manchas y es un poco más grave de lo que pensamos. ¿Vamos a actuar entonces?

Dios es un Dios de nuevas oportunidades, La Biblia está llena de momentos en los que Dios renueva las fuerzas de las personas, en las que Dios en sus tiempos perfectos da nuevos comienzos y nuevas oportunidades. Yo te entiendo, también he estado allí, mi corazón se ha sentido manchado y verde, y lo peor es que a veces ni siquiera nos damos cuenta hasta que esta así, pero quién mejor para reparar un corazón, que el mismísimo Creador del corazón.

Tal vez hasta te has preguntado por qué dejaste que llegara tan lejos, por qué no te diste cuenta y decidiste perdonar antes y dejar ir ese pequeño insulto, dejar ir desde el principio cada amargura, por qué no te diste cuenta desde la primera mancha que aún se podía controlar; pero Dios todo lo usa para nuestro bien, y en cada oportunidad en la que perdonamos y soltamos,  Dios repara nuestro corazón, y Dios no sólo lo libera de amargura, sino que lo hace más fuerte y lo prepara para que no entre más humedad.

Porque si enfrentaras ciertas situaciones con el mismo corazón que tenías hace años, todo sería diferente. Dios no va a permitir situaciones que tu no puedas soportar, no te va a poner en un lugar sin prepararte antes y es que por más bonito que suene que podemos solos, en realidad no podemos; pero es que no lo estamos. Dios ha prometido estar con nosotros siempre, y lo ha cumplido con cada latido.

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Eclesiastés 3:1

Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

Mateo 28:20

Acerquémonos confiadamente a Dios y entreguémosle nuestro corazón, confiemos en que sus tiempos son más que perfectos y que sus planes para nuestras vidas son mucho mejores que los nuestros, dejemos que con su asombroso amor y paciencia quite cada mancha que tengamos y se asegure que en un futuro ese corazón será más fuerte.

Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová , es para siempre.

Salmos 138:8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s