Amigos y Milagros

Seguramente alguna vez has escuchado la historia de cuando Jesús sanó a un paralítico, un hombre con grandes limitaciones físicas, que fue llevado (cargado) por sus 4 amigos llenos de fe en busca de un milagro. Después de pasar varias adversidades en su contra para llevar a su amigo frente a Jesús, lograron que recibiera ese gran milagro: Recibió perdón y restauración, dejó de sufrir parálisis, pudo ponerse de pie y moverse frente a muchos testigos (Mt. 9.1-8).

Hoy, queremos recordarte la importancia de creer por tu milagro, pero también, la importancia que tiene la fe corporativa. La fe corporativa une la fe de muchos en busca de un milagro en específico.

“Les aseguro que, si dos de ustedes se ponen de acuerdo, aquí en la tierra, para pedirle algo a Dios que está en el cielo, él se lo dará. Porque allí donde dos o tres de ustedes se reúnan en mi nombre, allí estaré yo.” Mateo 18.19-20 TLA

¿Qué milagro necesitas?

¿Qué le has pedido a Dios?

¿Por qué has estado orando constantemente?

¿Qué estás esperando de parte de Dios?

Creemos que a tu mente ya vino algo en específico, y hoy, queremos ser esos amigos que creen junto contigo. Hoy queremos acompañarte a la presencia de Dios y pedir juntos por tu petición. Porque creemos en un Dios todopoderoso y en un padre amoroso que está pendiente de lo que hay en tu corazón.

Así que, si quieres que oremos contigo por un milagro, queremos invitarte a escribir en los comentarios por qué quieres que oremos (y coloca la bandera de tu país) y si no lo necesitas pero quieres creer con nosotros te invitamos a ser parte de esta oración que haremos en forma colectiva desde todas partes del mundo:

Padre, venimos ante ti dándote gracias por el amor y el cuidado que has tenido con todos nosotros, por darnos un día más, porque creemos que tu misericordia se renueva cada día y porque sabemos que todo lo que tenemos te lo debemos a ti.

Hoy nos presentamos unidos delante de ti, pidiendo porque la dulce y poderosa presencia del Espíritu Santo se manifieste en cada habitación. Señor, juntos creemos por el milagro de nuestro amigo y nuestra amiga, sabemos que para ti todo es posible, reconocemos que donde ya no pueden nuestras fuerzas o nuestras capacidades ese es tu momento de actuar y lo haces justo a tiempo, anhelamos que en nuestra debilidad Tú te glorifiques y confiamos en que una palabra tuya basta para que algo sobrenatural suceda.

Padre oramos por esa respuesta, por ese empleo anhelado, por la provisión, como lo hiciste aquel día con la pesca milagrosa, hagas en sus vidas. Oramos porque puedas restaurar la empresa de nuestro amigo(a) y su familia, para que le des las fuerzas, la sabiduría y la estrategia para levantarse, así mismo para quienes van a emprender, aumenta su fe.

También creemos por la sanidad completa de nuestros amigos y amigas, de su familiar o su amigo(a), oramos para que intervengas con tu mano poderosa, como hiciste con muchos Señor Jesús, los levantes, sean limpios y sanos por completo a partir de este momento, cada célula, cada fibra, cada órgano de su cuerpo es restaurado y sano en el nombre poderoso de Jesús. Creemos que pronto darán testimonio de tu poder y te glorificarán.

Padre creemos por la restauración familiar, porque las relaciones rotas sean sanadas, porque reine tu amor en cada familia. Oramos por los corazones rotos, por consuelo para que puedan sanar. Dice tu palabra que tu estás cerca de los quebrantados de corazón y rescatas a los de espíritu destrozado, y creemos que así es.

Oramos para que te levantes y derribes todo gigante que se haya querido levantar y dañar nuestra fe, oramos para que derribes al gigante del miedo, dice tu palabra que tu perfecto amor echa fuera todo temor. Oramos porque destruyas al gigante del rechazo, que no haya palabra que pueda contra tus palabras de amor, afirmación y adopción, las cuales nos han dado identidad de hijos. Oramos por el gigante de la comodidad para que sea derribado por ti, creemos que a los esforzados y valientes tu los bendices y acompañas. Oramos porque destruyas al gigante de la ira, para que no pueda hacer más ruido en las vidas y familias de nuestros amigos, declaramos que es derribado en el nombre de Jesús, y que tu paz viene a cada hogar. Oramos porque aplastes al gigante de la adicción, para que caiga y no pueda levantarse más, conocemos y sabemos que Tú nos has creado con un espíritu de poder, amor y dominio propio, y que con tu ayuda podremos levantarnos las veces que sean necesarias. Señor, nuestro Dios, te damos gracias porque tu estás con nosotros como poderoso gigante, porque Tú eres quien nos da la victoria.

Oramos por toda necesidad, por cada una, por cada sueño y anhelo, por cada herida y situación en cada persona, familia y nación. Oramos por justicia, Creemos en tu pronta respuesta Señor, y aún si el milagro no es respondido de la manera en que esperamos, Dios, nuestra fe y esperanza se fortalecen aún más, porque nos aferramos a tu promesa de que toda obra para bien a los que te amamos.

Reconocemos tu poder y anhelamos que tu Reino se establezca en nuestras vidas. Vivimos confiados sabiendo que cada paso, cada decisión, cada sueño y meta puestos en tus manos serán llevados por el mejor camino hacia la victoria.  

Oramos con toda la fe, juntos, en el nombre de Jesús. Amén.

Te damos gracias por creer con nosotros y acompañarnos, esperamos que pronto nos cuentes y des testimonio de cómo Dios se manifestó en tu vida respondiendo a tu fe.

Te mandamos un fuerte abrazo desde Guatemala.

Att. Sam y Jireh

2 comentarios sobre “Amigos y Milagros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s