¿Qué hacer con nuestra vida?

Conocí a Adán, un hombre de 48 años en Guatemala, mi país natal, en una conversación casual tomando una deliciosa taza del mejor café del mundo, con un tono de temor mezclado con incertidumbre y tristeza me hizo una pregunta: – Jameasson ¿Por qué estoy haciendo lo que estoy haciendo?

Parece fácil, pero la respuesta no es tan sencilla como parece. Ese instante incómodo en que salió a flote la pregunta que inconscientemente todos llevamos dentro, me detuve de la amena conversación que estábamos teniendo, inmediatamente pensé en lo que yo hacía día con día, me di cuenta que parece un círculo que se repite, el cual no sé cuándo comenzó pero parece no tener un final. No supe que responder, fue una encrucijada en la que me veía íntimamente relacionado.

Aquel hombre continuó expresando: -Diario me levanto a la misma hora que el sol, la comida, con suerte, es distinta a la del día anterior, llego de mi trabajo a la misma hora en que se oculta el sol, y así sucede el día siguiente y el siguiente; cuando él mencionó la salida y la puesta del sol, recordé una cita de un veterano consejero, lo cité diciendo: -El sol sale y el sol se oculta y de nuevo vuelve presuroso a su lugar para volver al día siguiente, continué: -Pero ¿Por qué lo hace? Por qué no simplemente deja de salir, ¿Cuál es el motivo o el propósito con el que el sol sale? ¿Quién ordenó al sol que hiciera eso y aquello?

Prontamente Adán frunce el ceño expresándome abiertamente su preocupación y desaprobación ante lo que la vida le había enseñado sobre lo inútil que era su existencia, -Hombres van, hombres vienen, la vida del hombre es como una espesa neblina que en un momento está y al instante desaparece y nadie lo recuerda. Adán estaba por jubilarse después de 28 años trabajando en una compañía, a la cual había asistido mañana tras mañana sin saber cuál era el motivo de su vida, se sentía esclavo de la rutina y de la futilidad de la vida.

Para los que adivinaron, Adán significa “humanidad”, y estoy hablando sobre el Libro de “Eclesiastés” el cual te insto a que leas completo, nos hace reflexionar sobre la futilidad de la existencia humana y de la insignificancia de la vida de un ser humano cuando es arrancado de lo eterno, cuando su única esperanza es lo que ve aquí y ahora. Pensar que la vida no tiene ningún propósito, nos lleva a una gran depresión (hundirse), pero hoy quiero compartirte un solo versículo, el cual le ayudó a Adán, a replantear su relación con Dios (El Eterno) y su propósito en la vida.

Ecl 12:13  El discurso ha terminado. Ya todo está dicho. Honra a Dios y cumple sus mandamientos, porque eso es el todo del hombre.

Ecl 12:14  Dios nos pedirá cuentas de cada uno de nuestros actos, sean buenos o malos, y aunque los hayamos hecho en secreto.

Querido Adán: Después del gran relato pesimista de Eclesiastés, él tiene una conclusión impresionante, uno de esos versículos que debemos llevar escritos en nuestro corazón, El único propósito del hombre es adorar a Dios, honrar a Dios, temer a Dios, servir a Dios, y guardar sus mandamientos, porque fuera de esto, el hombre es insignificante, y se encuentra vacío, pero al tener en mente y corazón que todo lo que hago es en adoración a Dios, entonces la vida cobra sentido.

He escuchado a muchas personas que están confundidas con respecto a su propósito y llamado en esta vida, sin saber que nuestro mayor llamado es ser adoradores, y no es sólo los cantos lentos en la iglesia, sino es un estilo de vida en dónde sabes que hagas lo que hagas, lo estás haciendo para Dios. Esto, querido Adán, convierte tu vida inútil en una vida llena de propósito y de vida.

Col 3:23  Todo lo que hagáis, hacedlo de buena gana, como si estuvierais sirviendo al Señor y no a los hombres.

Si eres maestro, enseña como si estuvieras sirviendo al Señor; si eres mecánico, sirve como si sirvieras al Señor; si eres cocinero, cocina como si fuera para el Señor; si eres pastor, sirve como si sirvieras al Señor. Sólo así encontrarás tu verdadero significado en la vida. Como dijera Agustín: Ama a Dios y haz lo que quieras.

Ánimo. @jameasssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s