“Los comunes”

¿Sabes que tienen en común todos los grandes héroes de la fe del Antiguo Testamento?

¿Sabes que tienen en común esas personas que cambiaron la historia de su generación y que han impactado vidas hasta el día de hoy?

Todas son personas comunes, como me gusta decir a mí, personas de a pie. Todas son personas con debilidades. Todas ellas son personas imperfectas y con grandes luchas que libraron día a día, pero eso no es lo que tenían en común. Veamos:  

Moisés con problemas de identidad al no saber si era egipcio o hebreo. Paso por no saber comunicar bien, y se sentía la persona menos capaz, pero Dios lo uso para hacer grandes maravillas, nunca antes vistas y bajo su liderazgo libero a su pueblo de la tiranía del Faraón y fue el antes y después de los cimientos del Pueblo de Dios, Israel de donde más adelante vendría nuestro Salvador, Jesús.  Josué, que fue un leal seguidor de Moisés, Dios lo levanto para ser el gran líder que guiaría a su pueblo para tomar posesión de la tierra que por cuarenta años anhelaban y con autoridad, gran valentía e inteligencia conquistaron la tierra que Dios les había prometido.  Samuel el gran profeta, un personaje que nació por una promesa a su madre, desde muy pequeño supo escuchar la voz de Dios y cumplir todo lo que Él le ordenaba. Se convirtió en la voz de Dios en medio de su pueblo en un tiempo de oscuridad. El Rey David, un niño con un corazón de león, no les tenía miedo a las bestias del campo ni a los enemigos de su pueblo, con tres piedras y una honda venció a un gigante y a todo su pueblo, los filisteos; además llevo a Israel a vivir una de las épocas más gloriosas que hasta el día de hoy es recordado con gran orgullo.  Elías y Eliseo dos profetas que en medio de un tiempo de decadencia espiritual y moral se levantaron para proclamar el mensaje de Dios con Poder y autoridad, Elías con problemas al controlar su lengua llego a ser el personaje que protagonizó una de las escenas más extraordinarias del antiguo testamento cuando desafío a los profetas de Baal y los humillo por completo al derrotarlos. Podría seguir contándote las grandes hazañas de ellos, pero como te decía al principio, ellos tenían algo en común que los hacia extraordinarios, sabes ¿qué es? Ellos tenían al Espíritu Santo que hacía que fueran personas comunes y de a píe haciendo cosas extraordinarias.

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

San Juan 16:13 RV1960

Hay un antes y un después para la historia de la Iglesia desde que Jesús ascendió al Cielo de nuevo y es El Espíritu Santo.

Pero les digo la verdad: Les conviene que me vaya porque, si no lo hago, el Consolador no vendrá a ustedes; en cambio, si me voy, se lo enviaré a ustedes.

Juan 16:7

Cuando me pongo a meditar sobre la vida de todos los héroes de la Fe que te mencione anteriormente no puedo obviar el hecho de que este gran privilegio no era para todos. La Biblia menciona que solo era algunas personas a las que el Espíritu Santo descendía para empoderarlos y así cumplir la voluntad de Dios, pero hoy, en el año 2020 no es así. Por la gracia de Dios y el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo podemos tener al Espíritu Santo que nos empodera para proclamar la buena noticia, para hacer grandes prodigios y milagros entre nosotros, para marcar la diferencia en la escuela, en el bachillerato y en la universidad, para llegar a ser los mejores trabajadores, emprendedores y jefes que puede haber. En pleno 2020 podemos llegar a ser las personas diferentes y “anticuadas”, mantenernos en santidad, mantenernos íntegros en medio de esta generación, en pleno 2020 podemos ser la diferencia que necesita el mundo.

El Espíritu Santo es la puerta que se abre para poder conocer de mejor manera el corazón de nuestro Padre y Dios.

Wow. Wow, wow. No sabes lo emocionado que estoy al escribirte esto porque El Espíritu Santo es el mismo Creador del cielo y la tierra, creador de las estrellas y galaxias, poderoso, fuerte, grande, majestuoso y todo lo que existe es por Él y para Él y ¿sabes qué?, vive dentro de ti. Woow. Si, El Espíritu Santo vive dentro de ti.

El Espíritu Santo es el sello que está en tu corazón para darte la identidad de hijo de Dios, para renovar tu interior y vivir bajo Su voluntad.

El Espíritu Santo hace de nosotros, personas comunes y de a pie, gente empoderada, lista para cumplir la voluntad de Dios, llenos de gracia, llenos de pasión, llenos de amor, llenos de garra y coraje para levantarnos cada día y enfrentar al mundo y decir:

El Espíritu del Señor está sobre mí,
por cuanto me ha ungido
para anunciar buenas nuevas a los pobres.
Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos
y dar vista a los ciegos,
a poner en libertad a los oprimidos.

Lucas 4:18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s