¿Verdad, o reto?

Cada vez que rellenaba con color un espacio del dibujo pensaba en lo mucho que me gusta pintar con crayones y lo mucho que lo había olvidado, le saqué punta a uno de los crayones y el sacapuntas se me cayó debajo del escritorio, cuando me agaché a recogerlo me golpeé la cabeza en la esquina del escritorio y sonó muy fuerte (jaja), pero en realidad, no dolió. Mi papá justo pasaba afuera de mi cuarto y me observó y, sobre todo, escuchó cuando me golpeé.

A veces mis hermanos y yo todavía le damos ternura a mi papá, él dice que es porque siempre nos va a ver como sus cachorros y que no lo puede evitar; pues el golpe fue una de esas veces, y se acercó muy rápido y me abrazó fuerte y empezó a sobarme la cabeza y me dijo: ¡Ay Dios! ¿Estás bien? ¿Te duele mucho? Llamó mucho mi atención cuando repitió varias veces: ¡Mejor me hubiera golpeado yo y no tú!, nunca había escuchado que me dijera algo así. Lo que me hizo pensar que eso fue justamente lo que nuestro padre Dios hizo por nosotros, justo eso. Jesús, que vino del Padre, vino al mundo y murió por nosotros para que no fuéramos condenados. “Mejor fue él, y no nosotros”. Porque nadie podía salvar al mundo de la forma en que lo hizo Jesús, venciendo a la muerte, con poder y autoridad. Jesús nos hizo libres de todo temor, de todo pecado, de enfermedad, de pobreza.

Muchas veces nuestra confianza está puesta en cosas que no deberían, últimamente puede que nuestra confianza esté puesta en las noticias, y en cuándo empezarán a bajar los números en las estadísticas o puede que nuestra confianza esté puesta en nuestras finanzas, en cuánto tenemos ahorrado en el banco. Pero Dios no quiere eso, Él quiere que confiemos en Él, que dependamos solo de Él y en que Él tiene el control de todo. Dios es nuestro papá, y entre más lo conocemos mejor sabemos lo que quiere de nosotros, mejor sabemos de sus promesas, y confiamos más.

Hay una diferencia entre la realidad de nuestros pensamientos y la verdad, con todo lo que pasa actualmente, ¿podemos asustarnos? Claro que sí. ¿podemos preguntarnos qué pasara? Por supuesto. Pero, ¿es esa la verdad? NO. Porque la verdad es que Dios no nos ha dado un espíritu de cobardía, sino de dominio propio, para que en medio de una noticia horrible o después de ir al banco, no nos angustiemos, sino que tengamos dominio propio y sepamos claramente que Dios también puede tomar el control de nuestros pensamientos, si lo dejamos.

Para conocer la verdad, para conocer la vida, tenemos que conocer a Jesús, porque Jesús es el único camino. ¿Quieres conocer más de la verdad? Esfuérzate en conocer más a Jesús, TE RETO.

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

2 Timoteo 1:7

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 14:6

Alimentará su rebaño como un pastor; llevará en sus brazos los corderos y los mantendrá cerca de su corazón. Guiará con delicadeza a las ovejas con crías.

Isaías 40:11

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s