EL AÑO AGRADABLE DEL SEÑOR

El Evangelio según San Lucas incluye una narración única en los evangelios, que llama mucho mi atención y es cuando Jesús está en Nazaret. Esta narración se encuentra en Lucas 4:16-30.

Inmediatamente después de la Tentación de Jesús, (Lucas 4:1-10) Jesús inicia su ministerio, y lo hace de la siguiente manera.

16 Después volvió a Nazaret, el pueblo donde había crecido. Un sábado, como era su costumbre, fue a la sinagoga. Cuando se levantó a leer, 17 le dieron el libro del profeta Isaías. Jesús lo abrió y leyó: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.

Lucas 4:16-19

En todo el Antiguo Testamento, desde Génesis 3:15, se resalta la promesa de que Dios enviaría a un Mesías, un Ungido, un Salvador, que libraría a su Pueblo del mal, y gobernaría por siempre; este Mesías es Jesús, pero viene a establecer el reino de Dios de una manera que no muchos esperaban.

La misión de Jesús es claramente expuesta, él vino por los enfermos, por los heridos, por los quebrantados de corazón y vino con una Buena Noticia: en su Reino, toda lágrima es enjugada, el Reino le pertenece a los pobres, los esclavos son libres, los que no podían ver, son sanados, “El Año agradable del Señor” ha llegado.

El versículo 19, menciona el Año agradable del Señor, este año es conocido como el año del Jubileo, y se menciona en Levítico 25.

El año cincuenta será declarado año sagrado, y ustedes anunciarán la libertad para todos los habitantes del país. Será para ustedes un año de jubileo, y cada uno de ustedes volverá a su familia y a su patrimonio familiar.

Levítico 25:10

Esto se celebraba cada 50 años, y era un tiempo en donde todas las deudas eran perdonadas, los esclavos eran puestos en libertad, y era una sombra de la obra de Jesús.

Después de que Jesús cita al profeta Isaías, hay tensión en la sala, y como buen maestro judío, se sentó, toda la atención está puesta en él y…

20 Enrolló luego el libro, se lo dio al asistente, y se sentó. Todos en la sinagoga lo miraban fijamente. 21 Entonces él comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de ustedes.»

Lucas 4:20-21

La Palabra “Escatología”, significa lo que pasará después, o el cumplimiento de las cosas, y Jesús es el cumplimiento de la promesa del Antiguo Testamento. En el momento en que Él dice, “se ha cumplido la escritura”, está afirmando la escatología judía, pues ellos esperaban a un Salvador, y ese salvador ha llegado a proclamar el año agradable del Señor.

¿A qué voy con todo esto?

Claramente en nuestras vidas, hemos sido heridos en distintas ocasiones, un fallecimiento en la familia, una separación por cualquier circunstancia, una relación que no funcionó, palabras dichas por nuestros padres que marcaron nuestra vida, personas que de manera mal intencionada nos han dañado, y la lista es muy larga, pero la respuesta es Jesús, Él vino por ti y por mí.

Si estás quebrantado en tu corazón, ¡Felicidades!, eres el candidato perfecto por el que Jesús vino, y él quiere sanarte, darte libertad y sanar tu vista para que puedas ver al pasado sin dolor ni rencor.

El año Agradable del Señor lo cumplía cada persona que era parte del Pueblo de Dios, es decir, si ellos tenían un esclavo (Antes era permitido), tenían que darle libertad. Y este es el año, hoy es el día en que te des cuenta que tienes que perdonar, no imagino lo que viviste, pero Jesús lo sabe perfectamente, y se compadece de ti, y te ayuda a perdonar y te hace parte del año agradable del Señor, al permitirte darle libertad a los esclavos que por mucho tiempo has tenido, hoy es el día de la libertad a tu corazón.

Quiero terminar resaltando que toda la obra que Jesús hizo, fue hecha porque el Espíritu del Señor estaba sobre él y lo ungió (Lucas 4:18), hoy el mismo Espíritu está en ti, para que tú lleves buenas nuevas a los pobres, sanes a los quebrantados de corazón, liberes a tus esclavos, regreses la vista al ciego y des libertad a tu corazón, en este Año Agradable del Señor.

Salmos 34:18 Cercano está el Señor para salvar a los que tienen roto el corazón y el espíritu.

¡Ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s