Martillo Y Mucho Fuego

Hay un programa de Televisión que se llama “A prueba de Fuego” en el podemos ver a un grupo de herreros que deben forjar espadas o cuchillos de combate de épocas pasadas, empecé a ser fan de este programa porque mi esposa me lo enseñó un día, y que les digo, ¡Me encantó!, Pero lo que más me gusta de este programa es que les dan un trozo de metal a cada herrero y ellos deben darle la forma del arma que les piden. Es impresionante ver cómo un Martillo, mucho fuego y un poco de fuerza, los hace obtener una pieza de arte impresionante, en este caso; ¡Una hermosa arma!

Pero bueno, cuando tengas tiempo te invito a verlo, ahora sí, el título de este tema venía a mi mente debido a una canción que siempre que la oigo me llena y quiebra mi corazón, y es la canción de Alex Campos llamada Al taller del maestro, la letra de esta canción es realmente hermosa, y no solo eso, te ayuda a ver qué las dificultades y adversidades que vienen a tu vida tienen que llevarte a ver al Maestro, es decir a Cristo Jesús.

Individualmente cada uno de nosotros hemos pasado cosas que nos han enseñado y nos han hecho más sabios, como también han habido otras cosas que marcan nuestra vida y nos llevan a cuestionar muchas cosas, incluso a cuestionar a Dios y Su voluntad.

En mi caso, cuando tenía la edad de 19 años me tocó perder a mi papá, ¡Uff..! es algo que como hijo mayor no imaginas y jamás piensas que te puede pasar porque recae cierto grado de responsabilidad con tus hermanos y hogar, y te sorprende aún más el hecho de que la edad de tu papá era muy buena y jóven, como hijo y hermano mayor te digo, es algo que marco mi vida y me dolió mucho; porque recuerdo que en esos últimos años mi papá hablaba mucho de cuánto le iba a encantar conocer a sus nietos y vernos a nosostros como hijos siendo esos buenos padres; así como él lo había hecho con nosotros, pero bueno, la historia no termino así.

Hace 6 meses me case con la mujer más hermosa y maravillosa de la galaxia entera, tres meses después de que nos casamos nos llega la noticia de que seríamos padres, mi corazón se quería salir de mi pecho y mis ojos se llenaron de lágrimas por la alegría, fuimos a los respectivos chequeos y famosos ultrasonidos que nos llenaban aún más de ilusión y emoción, cuando de un día para otro todo se complicó y las cosas se pusieron muy delicadas, y nos toco perder a nuestro bebé, como padres es algo que dejó una huella en nuestro corazón, cuando pienso en ese cuadro que nos tocó vivir mis ojos se llenan de lagrimas y mi corazón se quiere quebrar, y para uno como sacerdote de su casa se pone más complicado y delicado porque nos toca llevar doble pesar, porque no solo es la perdida de tu hijo, sino que también es ver a tu esposa destrozada y desconsolada, Es algo que tampoco imaginé que me pasaría como ser humano.

Pero como bien dice la canción de Alex Campos, y al final es la reflexión que dicha canción trae, y es ¿A dónde es que vamos en estos momentos? ¿Que actitud tomamos ante tal dolor? ¿Este es el fin de todo?

Cada dificultad, adversidad, persecución, y aflicción son ese Martillo y mucho fuego, que nos moldea y golpea para que tengamos forma, y no una deformidad, pero así como ustedes en medio de todo esto y de tantas cosas ¡he cuestionado y me he quejado!, y he dicho: “no hay necesidad de estas cosas para ser pulidos y trabajados”. Pero quién soy yo para ponerme en dicha posición, no con eso estoy diciendo que tenemos que aceptar todo lo que viene a nuestras vidas, recuerda que así como hay cosas que vienen de Dios hay cosas que vienen de parte del enemigo, pero al final, para los que amamos a Dios todo obra para bien; conforme al propósito que cada uno ha sido llamado. Pero el punto aquí es que todo lo mencionado en el inicio del párrafo nos debe llevar a querer ver más a Cristo en medio de todo, y Su buena voluntad, agradable y perfecta.

La palabra de Dios dice en:

Hebreos 12:2 DHHDK

Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona. Jesús soportó la cruz, sin hacer caso de lo vergonzoso de esa muerte, porque sabía que después del sufrimiento tendría gozo y alegría; y se sentó a la derecha del trono de Dios.

Es increíble lo que el pasaje menciona, porque nos indica cuál debe ser nuestra actitud al momento de enfrentar ciertas dificultades:

  1. Nuestros ojos deben estar en el lugar correcto y esto debe generar fe.
  2. Dicha fe debe ser y es perfeccionada, según donde tengamos los ojos.
  3. Al momento de que nuestros ojos están en el lugar correcto y nuestra fe está siendo perfeccionada, entendemos que el padecimiento que estamos librando es pasajero.
  4. Hombres y mujeres de fe como nosotros debemos ver más allá de la dificultad que estamos pasando, debemos ver el gozo y la alegría que vendrá.
  5. En dicho proceso de sufrimiento el Señor nos restaura, nos consuela, nos fortalece, pero no solo eso, nos lleva a un nuevo nivel en autoridad y fe, somos promocionados, así como lo menciona al final este pasaje de hebreos.

¡Claro!, todo proceso lleva su tiempo, y nuestro tiempo Kronos no es el tiempo Kairos de Dios, pero debemos procurar que nuestros tiempos sean alineados a los tiempos de Papá, porque en Dios nuestros procesos son acelerados, ya que para el 1000 años es como un día.

No sé que sufrimiento, dificultad, persecución o aflicción estés pasando, no creas que solo tú lo estás pasando o lo has pasado hay muchos héroes de la fe mencionados en hebreos que pasaron estas cosas y muchas más probablemente, y en la actualidad también hay hombres y mujeres de fe que por amor a Cristo han pagado y siguen pagando un precio con tal de que Aquel que empezó la buena obra la termine, al punto de que sean transformados en hombres y mujeres con carácter inquebrantable y de fe inamovible.

¡No huyas! Te invito a que Resistas, Persistas, pero Jamás Desistas. No busques la salida a dichas circunstancias en otras cosas, mejor ve al taller del Maestro porque allí el sol se pondrá, en su taller te va a curar, te tomará entre sus brazos y cada herida sanará, las herramientas del Maestro, tu alma remendará, con martillo en mano y mucho fuego, aunque duela eso ayudará.

Y recuerda que: “El reino de los cielos es para los valientes y esforzados, y los violentos son los que lo arrebatan”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s