Creados con un diseño original

Alguna vez te has preguntado: ¿Quién soy? ¿Para qué estoy aquí en la tierra? Tal vez ya te hiciste esas preguntas, pero no has encontrado una respuesta. Solamente a través de la Palabra de Dios (Biblia) podrás conocer la respuesta a esas preguntas.

Fuiste creado intencionalmente por Dios, es decir, Él pensó en ti antes de que nacieras y diseñó cómo deberías SER y las cosas que tendrías que HACER. ¿Notas dos palabras importantes? Ser y hacer.

Reflexionemos sobre un personaje en la Biblia quien antes de su nacimiento, Dios le revela a su madre quien el sería (SER) y para qué estaba en la tierra (HACER).

‘‘Pues he aquí que concebirás y darás a luz un hijo; y navaja no pasará sobre su cabeza, porque el niño será nazareo a Dios desde su nacimiento, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los filisteos’’.

Jueces 13:5

Sansón era ese hijo que menciona el versículo. Desde antes de nacer o estar en el vientre de su madre, ya Dios tenía un diseño, un plan para su vida. De la misma manera, ya Dios tenía un diseño para tu vida.

Según la Biblia, Sansón sería nazareo (aquí vemos la palabra SER). Un nazareo era una persona separada y consagrada a Dios. Esa persona se comprometía en servir a Dios. También tenía que dejar cosas como ciertos alimentos y bebidas, así como no cortarse el cabello. Esto lo hacía una persona diferente a los demás.

El plan de Dios para ti es que decidas hacer un compromiso de vivir para Él. Naciste para tener una relación cercana con Jesús, por eso el murió por ti en la cruz. Cuando tomes esa decisión, tendrás que apartarte del pecado, de todas las cosas que no le agradan a Dios. Tú sabes cuáles son. Eso te hará diferente a los demás, te hará único y original.

Aparte de ser nazareo, Dios le dijo a la madre de Sansón que él iba a comenzar a ‘‘salvar a Israel de las manos de los filisteos’’.

En esos tiempos, el pueblo de Israel, por haber hecho lo malo delante de los ojos del Señor, él los entregó a sus enemigos (los filisteos) quienes comenzaron a invadirlos y dominarlos por 40 años. Debido a esa situación, se necesitaba a alguien que pudiera salvarlos de ellos y Dios pensó en Sansón para llevar a cabo esa misión (aquí vemos la palabra HACER).

Tú puedes ser ese Sansón que Dios escogió desde antes de nacer para salvar a muchas personas que hoy se pierden por no conocer a Jesús. Tú podrías ser el próximo médico, pastor, ingeniero, maestro, etc., que Dios use para sanar, enseñar o liberar a otros. Pero, necesitas a Cristo para poder hacerlo.

Tu vida no es una coincidencia, tu vida ya fue diseñada por Dios. Encontrarás el sentido o propósito de tu vida cuando te entregues por completo al Señor y, entonces Él podrá revelarte, como a la madre de Sansón, quien eres (lo que debes ser) y para qué estás aquí en la Tierra (lo que debes hacer). Que el tiempo no pase sin tu conocer tu diseño original.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s