El Que Puede Hacer Más…

La Palabra es abundante en Promesas y Bendiciones de Dios para con su creación, el hecho que un Dios bueno pueda bendecir a seres humanos llenos de errores y dudas como nosotros llega a ser un poco desafiante para nuestra mente el poder creerlo,  pero Jesús nos muestra que en oración, nuestras peticiones puestas delante del Padre serán contestadas, Cristo viene a hacer una obra de Amor en nuestra vida reconciliando nuestra amistad con Dios y dándonos la posición de un hijo que pide a su Padre con una actitud de confianza en Lucas 11 lo describe de la siguiente manera:

9 Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Lucas 11: 9-10

Como creyentes muchas veces llegamos a desear algo en nuestro corazón, pero no a pedirlo, llegamos a pensar grandes proyectos y sueños pero no a concretarlos; es allí que nos sumergimos en el pensamiento equivocado de creer que “No es la voluntad de Dios que suceda” sin embargo es nuestra inmovilidad espiritual la que llega a no pedir, buscar y llamar a las puertas que Dios abrió desde ya hace mucho tiempo, el resultado de hacerlo con fe es recibir, hallar, y encontrar puertas abiertas, los siguientes pasajes continúan explicando…

11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Lucas 11:11-13

Cuando las cosas no están sucediendo, he llegado a pensar ¿Seré merecedor de las bendiciones y promesas de Dios? La respuesta fácilmente es SI (en Cristo), entonces nos encontramos en este punto al pensar que Dios no ha comprendido que he pedido cosas, que tengo ciertas necesidades que hay ciertos anhelos en mí corazón, el pasaje entonces aclara que el Padre no está confundido en DAR, EN MOSTRAR Y EN ABRIR LAS PUERTAS, no se siente confundido en darnos PAN en proveer PESCADO en proveer un HUEVO un Dios Omnisciente y Todopoderoso no se siente movido a ir conforme a nuestro ritmo, a nuestro tiempo y moverse de acuerdo a nuestra agenda y eso no quiere decir que no nos quiera dar o no nos ame si no que él desea darnos estas cosas de acuerdo a su voluntad, el pasaje está confrontándonos al decir que incluso ,que Él provea para nuestras necesidades no depende de nuestra condición o de nuestras “buenas obras” porque aun no siendo perfectos como habla la escritura.


El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Romanos 8:32

Por lo tanto la perspectiva que Dios tiene de mi vida va de acuerdo a su voluntad, muchas veces pido pero no recibo , muchas veces creo pero las cosas no suceden y esto no se debe a nuestra falta de fe , o falta de nuestras muchas palabras para con Dios si no de nuestra falta de sincronización con nuestro Padre por medio del Espíritu Santo , la palabra sincronizar se refiera a que muevo mi vida y mi corazón a sus caminos y no a los míos ,me muevo a sus pensamientos y no a mis pensamientos por lo tanto Dios me brinda de su Gracia, de su favor inmerecido y de su bondad que es inagotable para que me conecte a su corazón.

Vivo entonces con la seguridad que el provee, vivo entonces creyendo que su actitud hacia mi vida sigue siendo la misma de ayer, hoy y siempre, es allí que mi fe empieza a crecer , la pregunta es: ¿Qué pasa cuando he orado y confiado en Dios y su promesa, pero no he visto ningún resultado?, la Biblia está centrada en eso exactamente en poner mi confianza y dejar que Dios, que es abundante en poder, actúe. Por lo tanto Dios no quiere satisfacer mis necesidades , las quiere exceder, no se quiere mover de acuerdo a mi falta de recurso si no de acuerdo a su provisión , Él no quiere darme lo que quiero ,quiere proveer lo que nunca he llegado a pensar , es allí cuando vemos que conocemos y amamos a un Dios que pone su vista más allá de lo que nosotros incluso podamos entender , la Palabra lo especifica así:

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros…

Efesios 3:20

Pongamos nuestra vida en conocer Aquel que puede hacer mucho más que nosotros

¡Dios te Bendiga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s