Promesas II: La espera

¡Hola de nuevo! Retomemos nuestra historia, como ya sabemos Dios nos ha dado preciosas y grandes promesas, pero ¿Qué sucede cuando pasa el tiempo y vemos que nada pasa? Aquí entran en acción los enemigos de la espera: La impaciencia, la desesperación, la desconfianza, la angustia y el temor a que no suceda nada de lo prometido. En ocasiones estos personajes han estado presentes en mi vida haciendo un caos y batallando contra mi fe en el tiempo de espera por lo que Dios me ha prometido.

Continuemos hablando sobre el Padre de la fe –Abraham-.

“Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán” (Génesis 12:1-4)

Abram tenía tenía 75 años cuando recibió la promesa de que su generación continuaría y toda la bendición de Dios, para Él y su esposa Saraí estas eran palabras grandes pues además de que eran ya muy adultos ella no podía concebir hijos.

Saraí también es una ilustración de lo peligroso que puede resultar tomar las promesas de Dios en nuestras propias manos. La sugerencia de que, teniendo en cuenta su esterilidad, Abraham tomara a su sierva como esposa, resultó en el nacimiento de Ismael, un niño que causó celos y conflicto entre las dos mujeres, posteriormente entre los dos hijos y, hasta el día de hoy, entre sus descendientes.

“Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai”.Génesis 16:2

“Y Agar dio a luz un hijo a Abram, y llamó Abram el nombre del hijo que le dio Agar, Ismael. Era Abram de edad de ochenta y seis años, cuando Agar dio a luz a Ismael” (Génesis 16:15-16)

La desesperación los llevó a tomar una decisión equivocada pensando que quizás podría ser la voluntad de Dios. Tenemos que ser muy sabios al momento de tomar decisiones ya sean grandes o pequeñas porque sin duda estas afectará nuestra vida para bien o para mal. A veces el querer “ayudarle” a Dios nos lleva por la senda equivocada. He escuchado a muchos decir “Por no esperar en lo que Dios me dijo me metí a este problema, por no esperar me casé con la persona equivocada, por no esperar tomé lo primero que se presentó” y es triste escuchar eso porque muchas veces son decisiones que cambian por completo nuestra existencia.

Ismael puede parecer el cumplimiento de la promesa. Probablemente reúne las características razonables, pero en el fondo hay algo muy interno que nos grita en silencio que no es “Isaac “el hijo de la promesa. Me pregunté ¿Por qué Dios permite el Ismael? Él nos da un libre albedrío y aunque no aprueba ciertas cosas, las permite.

Por fin en el capítulo 21 leemos que nace Isaac.

“Abraham tenía 100 años cuando nace Isaac” Génesis 21:5

Haciendo cálculos desde que Dios sacó a Abram hasta que nació la promesa habían pasado 25 años ¿Queeeeeeeeé? Si, largos 25 años ¿Cuánto tiempo llevas esperando por tu promesa? Porque si han pasado unos meses o tan sólo unos años imagina lo que esperaron ellos, ahora no estoy diciendo que tendrás que esperar lo mismo o más.

La forma de dar paz cuando mi corazón pasa tribulación es concentrarme en las promesas de Dios. Nuestros grandes problemas no parecerían tan imposibles si permitiéramos que Dios los manejara ¡Confía que Él cumplirá lo prometido!

Y entonces ¿Estás dispuestos a esperar a Isaac (promesa) o te quedas con el Ismael?

Por eso me armo de valor, y me digo a mí mismo: Pon tu confianza en Dios. ¡Sí, pon tu confianza en él! “Salmos 27:14 (TLA)

¡Dios te bendice!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s