Permanece hasta el final.

Hace unos años pase por uno de los momentos más complicados de mi vida. Emocionalmente no estaba nada bien. No sabía el rumbo, no sabía qué camino tomar. Era la personificación de aquel dicho que dice: “Para alguien que no sabe a dónde ir cualquier camino le parece perfecto”. Y no es que no tuviera un plan de vida, no es que no me planteara objetivos, es que simplemente mi plan de vida fue desechado como aquel barquito de papel destinado a desaparecer en la calle inundada por una lluvia fuerte.

En todo ese proceso, que no fue nada fácil, hubo frases que marcaron, marcan y marcarán mi vida. En esos momentos en mi corazón Dios me hablaba y me decía: “No pares, no abandones, no dejes de caminar, permanece hasta el final”. En ese momento seguir esas frases era sumamente difícil porque había hecho todo lo contrario; pare en mi camino, abandoné mis sueños y deje de caminar en aquel camino que pensé que Dios había trazado para mí y obviamente no permanecí ante las tormentas que llegaron a mi vida. Mas adelante entendí que mis fuerzas para seguir adelante no son por mi capacidad y destreza sino provienen de Dios y Su Santo Espíritu.

Jesús dijo: “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada” San Juna 15:5 NVI

La Biblia, Nueva versión internacional

Y cuando vamos caminando por la vida, cuando hacemos nuestros planes en ocasiones cometemos un error que tiene fuertes consecuencias. No reconocer quién es Dios y que somos independientes completamente de Él; creernos autosuficientes y capacitados por nuestras fuerzas es el mayor error de un cristiano. Por eso Jesús dijo claramente: Yo soy la vid.

Con toda humildad y sin ninguna intensión de parecer súper espiritual puedo decir que mi vida y su productividad están determinadas por mi dependencia y relación con Dios. Si mi vida espiritual está bien, las áreas de mi vida lo están pero si no, todo va cuesta abajo. Y ese fue el error número uno que cometí y del porque llegue a estar en uno de los momentos más difíciles de mi vida. Tenemos que ser honestos y reconocer que la mayoría de los problemas son por las malas decisiones que tomamos y no por algún ataque del enemigo. El no comprender que Jesús es la fuente de vida hizo que me creyera autosuficiente. El pensar que no necesito de Dios hizo que algo en mi muriera. Y llegar a ese punto no es tan radical como suena, porque quien dice “Señor, no te necesito” Nadie, en su sano juicio nadie que sea cristiano puede decir eso, pero sí que si lo puede afirmar con sus acciones. No nos damos que cuenta que con nuestra manera de actuar y las decisiones que tomamos negamos a Dios y llegamos a creernos autosuficientes.

El pueblo de Israel es el ejemplo de esto que quiero explicar. Ellos vieron como el mar rojo se abría en dos para que pasaran y no se mojaran los pies. Ellos vieron como alimento caía del cielo y los alimentaba, también vieron como una nube los cubría del sol y una columna de fuego los abrigaba de noche. Vieron que Dios peleaba por ellos ante cualquier ejército que se les enfrentará, aun si estos fueran más que ellos pero a pesar de todo lo que vieron no fue suficiente y decidieron hacer un becerro en oro y dejar a Dios a un lado. Posiblemente no vayamos a crear un becerro como tal pero sí que lo hacemos figuradamente. Tal vez nuestros becerros sean el creernos autosuficientes o tal vez sea el pensar que podemos hacer las cosas sin tomar a Dios en cuenta. Al final lo que cambia es el becerro pero no la acción. Poner a algo o alguien por encima de Dios es el mayor error.

En este proceso que te cuento Dios me hizo entender que al final nada vale si Él no está allí. Pueden venir tormentas a tu vida, pueden venir circunstancias difíciles o pueden venir temporadas no tan buenas pero si permaneces en la fuente de vida que es Jesús, todo lo que venga serán testimonios del amor y la misericordia de Dios, de cómo te sostiene y te ayuda.

Siguiendo con el ejemplo del pueblo de Israel, A pesar de que el pueblo que salió de Egipto no entró a la tierra que Dios les había prometido sino que fueron sus hijos, hubo dos personas que si lo hicieron. Josué y Caleb fueron le creyeron a Dios hasta el final. No se intimidaron ante nada porque conocían a Dios y su poder, estos dos personajes permanecieron hasta el final creyendo que Dios cumpliría su promesa. Y así fue. Josué guio al pueblo a conquistar la tierra prometida y Caleb disfruto de la tierra.

El permanecer hasta el final, el no dejar de caminar en el propósito de Dios para tu vida es lo más importante. No hablo de iglesias como instituciones, proyectos o lo que sea, hablo de tu vida en Cristo y el evangelio al cual fuimos llamados a vivir. Si hay algo en lo que no debemos parar, si existe algo en lo que no debemos darnos por vencidos; no dejar de caminar y permanecer hasta el final es en el evangelio de Cristo; esa es la carrera que debemos correr hasta el final.

“pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo”. Mateo 24:13 NVI

La Biblia, Nueva versión internacional.

Empecé hablándote de mi vida y del proceso que pase, de cómo esas frases Dios las escribió en mi corazón y de cómo Él me hizo entender que mi dependencia hacia Dios es lo más importante. Pero esas frases no fueron hechas para un sueño terrenal, objetivos que te planteas o de circunstancias efímeras (aunque si te sirven y Dios te está hablando está bien) sino que son frases que Dios puso en mi corazón para mi vida espiritual, para mi relación con Él. Si estás pensando en abandonar tu fe, tu confianza en Dios y alejarte de Él para probar que se siente vivir el momento en un mundo temporal, hoy Dios te dice: No pares, no abandones, no dejes de caminar, permanece hasta el final”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s