El Camino Perfecto.

Maravilloso es saber que hubo alguien que en verdad me amo y dio todo por mí, y ahora yo daré todo para Él, Y tú ¿Estás dispuesto a hacerlo también?

Hoy quiero hablarte de ese hombre ejemplar y digno de imitar, y su nombre es JESUS.

¿Quién es Jesús pasa ti? ¿Cómo responderías a esa pregunta?

Cuando tenemos una relación con Jesús no tendríamos dificultad de contestar lo que Él es en nuestras vidas y ha hecho en nosotros

Mateo 16: 13-16¿Qué dice la gente acerca de mí, el Hijo del hombre?…”

Jesús les hace esa pregunta, no para obtener información sino quería saber si ellos entendían quién era Él.

Cuando llegamos a conocerle, la primera decisión importante  que hacemos es aceptar a Cristo en nuestro corazón, que Él sea nuestro Señor y Salvador. (Juan 14:16) y a través de Él, conocemos al Padre.

Jesús no se puede definir con unas simples palabras, Él lo es todo y ha impactado nuestro carácter, nuestra creencia y estilo de vida (2 Corintios 5:17) ya que gracias a Él cuándo le aceptamos, sabemos cual es nuestro destino eterno.

Es Asombroso que un hombre vino a revolucionar nuestra historia la cual no tenía un final feliz, ya que nuestros pecados cometidos nos hubieran llevado directo al infierno, lejos de Dios.

Pero su amor por nosotros fue tan grande, el hecho acontecido que lo que Él hizo en la cruz nos da acceso a la sanidad, a salvación, a tener una vida plena, etc., pero sobre todo nos dio el más grande privilegio, a través de su sacrificio nos acercó al Padre. ¿Te puedes imaginar eso? ¿Sabes porque Jesús tenía que ser el indicado para eso? ¿Sabes porque su Palabra dice que Él es único que nos lleva al padre y nos lo revela? (Juan 14:6-7) (Lucas 10:22)

Jesús estaba especialmente capacitado para revelarnos al Padre, porque antes de venir como hombre en la tierra, era un ser celestial, era “el Hijo Unigénito” de Dios, ¡Qué posición tan singular! Cuando aún no existía ninguna otra criatura, el Hijo ya estaba disfrutando del cariño y la atención de su Padre y conociendo su forma de ser y actuar.

Sin duda, Padre e Hijo se comunicaron abiertamente durante millones y millones de años y llegaron a quererse mucho (Juan 5:20; 14:31). ¡Es obvio que el Hijo conocía a la perfección la personalidad de su Padre!

Por lo tanto la mejor manera de conocer a Dios, es examinar las palabras y las acciones de Su Hijo, quien fue una muestra de amor incondicional en la forma de pensar, sentir y actuar. Y todos estos hechos los vemos en el nuevo testamento cuando Él estuvo aquí en la tierra.

Por ejemplo, comparó a su Padre al amoroso pastor que sale a buscar una oveja extraviada de su rebaño y que, cuando la halla, “se regocija más por ella que por las noventa y nueve que no se han descarriado”. ¿Qué aplicación dio Cristo a esta parábola? “Así mismo —dijo—, no es cosa deseable a mi Padre que está en el cielo el que uno de estos pequeños perezca.” (Mat. 18:12-14.) ¿Y qué lección encierra para nosotros? Que aunque a veces nos sintamos muy poca cosa y olvidados, nuestro Padre celestial se interesa por nosotros.

MIRANDO A JESUS A NADIE MÁS

El amor de Jesús por nosotros fue incondicional, es el hermano mayor que dio su vida para que nosotros tuviéramos acceso al Padre, y así poder disfrutar de tantas cosas y una de las más grandes, es la presencia de Dios. Hoy ya no hay sacrificio que hacer, ya que Él lo hizo todo en esa cruz.

Jesús tenía por nosotros un amor incondicional a pesar de todo lo que pudiera venir, a pesar de que muchos no creyeran y lo negaran, Él tenía muy en claro su propósito que era poder llegar a la cruz, ese es un amor que no se rinde. Nosotros tenemos que tener un enfoque en nuestras vidas que es ÉL. En la vida nadie es perfecto, solo JESUS, las personas a tu alrededor te pueden fallar ¿Pero sabes quien nunca falla? Es ÉL.

En ocasiones cuando vemos que alguien falla o recibimos una mal actitud de alguien a quien admiramos mucho, tratamos incluso hasta de apartarnos de la iglesia y de Dios, hoy es bueno recordar y ponernos a meditar ¿Cuál es el motivo por el cual le estamos conociendo?

Jesús pago un alto precio para acercarnos al Padre, no permitas que nadie ocupe ese lugar para alejarte de Dios, la decisión tú la tomas, hay una frase que dice “que si alguien se aleja de Dios, entonces nunca entro con el motivo de buscarle a Él”.

Cuando conocemos la persona de Jesús y tenemos una experiencia personal con Él, jamás saldremos por la vía corta, no permitas que nade te separe de Su Amor.

Romanos 8:39

CONCLUSION ¡Honremos su sacrificio en la cruz, aquel sacrificio que nos dio entrada a la presencia del Padre

Un comentario sobre "El Camino Perfecto."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s