El Estándar lo pones TÚ

Cuan bello es competir sanamente, ya sea en algún deporte, estudios e incluso con tus mismos hermanos, pero bien he dicho, SANAMENTE, sin odio o por humillar o desacreditar al rival, simplemente por marcar un estándar para que el que viene atrás se esfuerce como es debido y lo haga mejor de lo que tú lo estás haciendo.

Un ejemplo más claro es con los “astros” del fútbol, les diría los nombres de algunos de ahora pero no quiero meterme a un dilema con eso así que diré, Pele y Zidane, esos jugadores marcaron un estándar en el fútbol totalmente extraordinaria y los que venían atrás sabían que tenían que caminar en esa línea o sencillamente rebasarla, pero eso ya no dependía de los que marcaron el punto de referencia, sino que depende de los que quieren marcar esa diferencia. De la misma manera sucede en cualquier liderazgo, pero yo quiero hacerlo en la atmósfera cristiana; ¿Somos de los buenos líderes cristianos o somos de los que hacemos todo a medias?

Cómo cristianos ya tenemos un estándar, que digo un estándar, muchos diría yo, pero el mayor de ellos es el de Cristo y bíblicamente hemos sido llamados a ser Cabeza y no cola.

Así que vuelvo a preguntar ¿Qué estándar vas a dejar para tus generaciones? Será un punto de referencia de hijo de Reino o de huérfano? en tus manos está, y para ello tenemos un ejemplo bíblico y lo encontramos en:

2 Samuel 1:17‭-‬18 NBV

David compuso un canto fúnebre por Saúl y Jonatán. Después ordenó que ese canto fuera enseñado a la gente de Judá. Este canto está escrito en el libro de Jaser.

Vemos a David y a Saúl dos líderes completamente diferentes. A través del libro del profeta Samuel nos damos cuenta de la competencia que creció en Saúl para con David, al momento de que David mató a Goliat el estándar estaba dado para Saúl el Ungido de Dios, y vemos que pasó de ser a una competencia sana a ser una competencia a muerte, porque Saúl quería matar a David, pero la revelación de este libro sobre estos dos es poderosa, porque hay un estándar entre un mal líder y un buen líder de una forma muy marcada por lo que cada uno hizo; pero este versículo tiene la esencia de lo que quiero transmitir y es lo siguiente:

También este es un gran ejemplo de honra en todo tiempo, es increíble el respeto de David a Saúl y su hijo Jonatán, a pesar de que Saúl fue ante los ojos de Dios un mal líder al final de su reinado, recibió la honra debida de parte de sus seguidores, y aún más del que lo iba a preceder que era David, eso también demuestra que David era un hombre de un corazón sano que nunca tuvo rencor u odio por el mal liderazgo de Saúl, sino al contrario en todo tiempo lo honro y respeto al final, y más adelante vemos cómo Dios lo posiciona como el rey de Israel.

Es lo que siempre he dicho, la posición en el cuerpo de Cristo es dada por nuestro Padre y viene por la obediencia y honra a los líderes, sé que no es cosa fácil, pero si David pudo hacerlo teniendo un mal líder, cuanto no más nosotros que tenemos líderes ungidos por Dios, e imaginen está otra parte, sí Saúl siendo un mal líder se le honro de tal forma que se le hizo un canto, cuanto pueden honrarnos a nosotros siendo la mejor versión de todos los líderes de la biblia y de este tiempo, yo quiero que mis generaciones me recuerden y marcar un punto de referencia de líder para que sirva de ejemplo para los que me siguen, y si pueden pasar ese estándar y hacerlo mejor, ¡gloria a Dios!, pero tengo por seguro que el estándar que voy a dejar será muy alto para que ellos sean el doble de líderes que puedo alcanzar a ser.

Así que no te acomodes mucho ahí donde estás, al contrario sigue avanzando y marca tu manera de liderar, David empezó matando osos y leones, empezó cuidando ovejas, empezó no siendo nada ante los ojos de los demás, pero eso no lo detuvo y mucho menos se acomodo a dejar un estándar bajo, ya que hoy se le recuerda por el precedente que dejó, porque mató a un gigante y gobernó a todo un Reino, trayendo por medio de su linaje a Cristo Jesús, la medida del varón perfecto.

El Señor no da mayor carga de la que no puedas llevar, así que, ¡puedes con esto!, y si eres fiel en lo poco, en lo mucho te pondrá, tenlo por seguro, no seas más un COBARDE, sino que sé el tipo de hombre que te gustaría que fueran tus hijos, toma ese papel como sacerdote de tu hogar, ejerce tu mayordomía como es debido, ¡basta ya! De estándares bajos y mediocres, el reino de los cielos es para los violentos, para los hombres de fe, que sin ver nada han decidido creer, para los que dejaron su barca cómoda y decidieron caminar en el agua, para los que sin importar qué, han decidido dar su propia vida por amor a Cristo.

¡Marca tu estándar y no seas más, uno del montón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s