CONSCIENTES DE SU PRESENCIA

“En el temor de Jehová está la fuerte confianza”

Proverbios 14:26

C. S. Lewis escribió los fantásticos libros que narran la historia de Narnia; un lugar lleno de magia, asombro y donde pueden ocurrir un sin fin de aventuras. De ésta saga, sin duda  “La bruja, el ropero y el león” es uno de mis favoritos. Si nos has leído el libro, o al menos visto la película, te la recomiendo para disfrutar este fin de semana.

En esta narración hay una escena,  que a mi parecer,  puede ayudarnos a comprender el versículo de proverbios. Peter (el mayor de los cuatro hermanos) debe combatir a la bruja blanca. Siendo un joven inexperto se aventura a la gran contienda, sin embargo,  su temor y falta de experiencia le llevan al filo de la muerte; pero todo cambia cuando llega  a la batalla Aslán, el león; pareciera que una fuerza de valentía y coraje le determinan a conquistar lo que parecía perdido. Cuando Peter está consciente de la presencia del león, una fuerte confianza se impregna en su ser; sabe que no está sólo y que Su guardián no permitirá que nada le dañe; es entonces que desenvaina su espada y apunta a la victoria.

Cuando un soldado sale a combate, se siente tan fuerte y lleno de valor en la medida que su líder muestre serlo. Aún cuando lo pierda de vista durante la batalla está seguro de pelear por él y por el pueblo que representan. Está confiado de combatir por la mejor causa. Sabe que toda una nación, representada en ese ejército, está peleando junto a él, puede ver el rostro de las mujeres, niños y ancianos en cada toque de su espada y eso basta para tener esperanza en ondear la bandera y proclamar la victoria.

Hoy pensaba en ésta escena porque el versículo anterior me recordó la siguiente enseñanza:

* Temor de Dios es estar conscientes de la presencia del Padre en todo tiempo y lugar.

Nosotros, al igual que el soldado, debemos estar seguros que aunque no veamos a nuestro líder durante la batalla Su presencia es permanentemente. En la vida diaria enfrentamos pruebas y somos tentados al pecado, pues la naturaleza carnal sigue habitando dentro de nosotros; sin embargo la responsabilidad que tenemos de cómo reaccionar ante la prueba o tentación dependerá de la medida en que estemos conscientes de que Dios en ese momento y lugar está a lado nuestro.

Cuando entendemos éste principio nuestras acciones o pensamientos enseguida se detienen, pues la confianza y esperanza que depositamos en la guianza del Espíritu nos conecta al corazón del Padre. Basta con sentir a Dios ahí con nosotros para saber que su manantial de vida nos conducirá a caminos seguros.

Así que hoy pido a Dios que esta enseñanza también quedé guardada en tu corazón y pueda ser una realidad en tu vida para tomar decisiones confiando que tu líder está junto a ti en todo tiempo y lugar; y es Su anhelo llevarte a la victoria.

Dios te bendiga

By Ely Hdez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s