Sam es una joyita

Hace 4 meses nos comprometimos con Sam. Y pues…

Fue la cosa más bonita, cada detalle estuvo tan bien pensado y el lugar era precioso. (Pueden ver las fotos en nuestro facebook: Amor sin Casacas)

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie, árbol, exterior y naturaleza

Justo hoy, estamos a 15 días de casarnos y no se imaginan lo emocionada, feliz y muy nerviosa que estoy haha. Pero más aún, estoy muy expectante de lo que Dios hará con nuestro matrimonio y a través de él.

En algún momento, al inicio de nuestro noviazgo, sentí que no merecía un regalo tan grande como Sam, porque todo él complementa todo lo que soy, lo que necesito y tener algo tan bueno era increíble. En el pasado fui desobediente, algo rebelde y tomé malas decisiones; y a pesar de todo esto tengo la dicha de pasar el resto de mi vida con un hombre increíble.

Esto me recuerda a la historia del hijo pródigo (Lucas 15.11-32), después de pedir su herencia, irse de la casa de su padre y malgastarlo todo, llegó a tal punto de desear alimentarse de la comida de los cerdos, se había quedado sin nada e imagino que todas las malas decisiones que tomó le rondaban en la cabeza.

Sin embargo, reaccionó y decidió volver a la casa de su padre; y aunque no esperaba ser recibido como hijo esperaba ser aceptado de nuevo. Cuando regresó ¡Vaya sorpresa! ¡Su padre lo estaba esperando con los brazos abiertos! Le tenía preparado un vestido y calzado nuevo ¡y además un anillo de oro!

Pongo este ejemplo porque creo que esto mismo pasa con muchos de nosotros, tomamos malas decisiones, nos alejamos de Dios y nos quedamos sin nada; PERO, cuando decidimos volver a los brazos de nuestro Padre, con un arrepentimiento genuino, Él simplemente nos sorprende, dándonos todo lo que necesitamos (como calzado y vestido) y algo más, una joya.

Mi joya, en este caso, fue Sam.

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas sentadas, niño(a), calzado y exterior

Cuando tomé la decisión de volver a Jesús, de ponerlo primero a Él y buscarlo honrar por sobre todo, Él suplió todas mis necesidades y además, me bendijo con Sam, un hombre increíble que tiene todo lo que le pedí alguna vez a Dios y cosas extras que no sabía que necesitaba pero vaya que han complementado muchas cosas en mí.

Así que no importa lo desviado del camino que hayas tomado, las malas decisiones, no importa si tuviste relaciones sexuales fuera del matrimonio, si tuviste muchos novios o novias o incluso si fuiste rebelde, cuando decides volver a los brazos de tu Padre, con un arrepentimiento genuino, Él te recibirá con los brazos abiertos, ¡Feliz! Muy emocionado porque su hij@ volvió a Él. ¡Tan dispuesto a darte todo lo que te hacía falta y más!

Su amor cubrirá todas tus faltas (1 Pedro 4.8) y lo mejor, esto sí es un borrón y cuenta nueva.

No dejes que el pasado te prohíba disfrutar de todas las bendiciones y sorpresas que Dios tiene para ti.

Te invito a escuchar la canción “Ya no soy esclavo” de Aliento con Julio Melgar, espero que ministre tanto tu vida como lo ha hecho conmigo.

Con Sam, te mandamos un fuerte abrazo. Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s