Un verdadero amigo

En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.

Proverbios 17:17

Quién de nosotros no recuerda a ese amigo de la infancia que te acompañaba a hacer travesuras; o aquél que te amparaba para que tu mamá no te regañara; o bien con el que compartías el desayuno durante el descanso; o con el que celebrabas un gol del torneo de fútbol. O que tal si recordamos a los amigos de la juventud, a aquellos que compartieron, y hasta lograron sueños contigo; o quienes más de una vez te hicieron sentir mejor después de una ruptura amorosa; o los que siempre te dijeron aquello que no querías escuchar pero que era necesario saberlo.

Sin duda en éste caminar hemos recibido la gran dicha de tener personas a las que podemos llamar AMIGOS, con las que Dios nos ha bendecido en un momento de la vida y muchos que aún permanecen.

El versículo de hoy nos enseña algo hermoso. Hay rasgos que caracterizan a un amigo:

  1. AMA en todo tiempo
  2. En la hora de la angustia, es como un hermano

Es decir, su amistad no se limita a las situaciones que vivamos, sino que es incondicional y permanente. Y en el tiempo de la angustia, es decir, cuando estamos pasando por momentos difíciles es como un hermano; tu hermano no es alguien ajeno a ti, comparte muchísimas cosas contigo, no puedes decir -hoy es mi hermano y mañana ya no-  lo mismo pasa con el amigo, compartirá y permanecerá a tu lado aún cuando la prueba sea dura.

En la Biblia se mencionan muchos ejemplos de amistad. Y hoy quiero hablarte de uno de ellos.

Dios y Abraham

La amistad y comunión que se desarrolló entre ellos fue tal que Dios mismo le dice “mi amigo” (Isaías 41:8). La fe de Abraham, en las promesas que el Señor le hizo, fueron suficientes para que Dios le contara por justicia. Su fe lo llevó a tal límite de obedecer cuando el Señor le pide sacrificar al único hijo, al símbolo del cumplimiento de la promesa. Basto que con fe declarara: “Dios proveerá”; para ganar el corazón del Padre. Anclarse de sus promesas y confiar en la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios.

La historia del caminar de Abraham con Dios me mostró que:

*Un amigo se escoge. Dios eligió a su amigo (y no porque lo merecía, sino por amor) para revelar sus propósitos y establecer un pacto entre Él y Abraham; y una vez que éste entendió que tenía a un amigo a su lado se mostró amigo; busco agradarle, servirle, obedecerle y adorarle. Claro, Abraham, como hombre, tuvo muchos tropiezos en ese “mostrarse amigo” pero Dios quién es FIEL jamás le abandonó.

Sin duda éste ejemplo nos muestra que Dios es un amigo incondicional, que muestra su amor siempre y que permanece aún en el tiempo de la prueba. Pero nos exhorta también a buscar amistades que edifiquen, compañeros de batalla y con un mismo espíritu y una vez que Dios nos bendiga con su presencia es nuestra responsabilidad mostrarnos amigos, cuidar de ellos, animarles, crecer y perseverar juntos, permanecer fieles en todo tiempo y aún más en las pruebas.

Si Dios te ha dado la gran dicha de tener amigos verdaderos, bendice su vida y pide a Dios sabiduría para mostrarte amigo.

Dios te bendiga

By Ely Hdez.

One thought on “Un verdadero amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s