¿Vivir por emociones o por convicciones?

Hace mucho tiempo creía que si al orar o alabar a Dios no sentía nada entonces Él no me estaba escuchando. Creía que si no había algo en mi interior que me digiera que mi oración había estado bien entonces Dios no la había escuchado y que Él no la iba a responder. Viví por mucho tiempo con esa condicionante en mi mente. Paradigmas que se habían puesto en mi vida y que habían llegado a lo más profundo de mi corazón y mente. Puedo decir que llegue a tener un “esquema prestablecido” y si no lo cumplía entonces no lo había hecho bien.

Pero ¿Cuántas veces no hemos creído que si no sentimos algo entonces la presencia de Dios no está ahí? ¿Cuántas veces hemos tomado la decisión de ya no ir más a una iglesia, alguna reunión o grupo porque ahí no sientes algo? ¿Cuántas veces nos hemos frustrado en los momentos de oración e intimidad porque pensamos que Dios no nos escucha simplemente porque no lo sentimos? Las emociones son buenas, no quiero que me mal interpretes pero no es todo. El problema de vivir sujetas a estas es que si no sientes nada entonces no es de Dios y claramente no es así. El problema es que te pueden manipular y llegar a lo más profundo de tu corazón y te “obligan” a tomar decisiones basadas en el momento. Hasta hoy puedo decir con certeza que he comenzado a vivir por convicciones y no por emociones.  No se imaginan todos los dolores de cabeza y días malos que me hubiera ahorrado si anteriormente hubiera comprendido esto.

“Y sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. Hebreos 11:6 RV1960.

Pero antes de seguir quiero que definamos bien que es la convicción y la voy a relacionar con la fe y también definir que son las emociones. La emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia. Y la Fe  es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1). Mientras la emoción está sujeta al ambiente y que este puede cambiar de un momento a otro la fe es la seguridad de que algo está  pasando o pasará aunque mis sentidos o emociones no lo puedan ver o sentir.

¿Por qué entonces tengo que dejar de vivir por mis emociones?

Porque si lo sigues haciendo vas a vivir bajo la presión de que todo en la vida es de sentir y esto va desde el lado amoroso y sentimental que dura un tiempo pero que inevitablemente te vas a acostumbrar y cuando ya no “sientes” el amor llegarás a tomar la decisión de terminar la relación o tu matrimonio porque ya no está eso que sentiste. Puede llegar también a diferentes áreas en tu vida; educación, familiar, laboral, etc. pero aún más importante la espiritual. Y como te lo mencione antes, no podemos vivir bajo nuestras emociones porque la vida cristiana es de decisión. Así como el amoroso llegas a aprender y decidir amar así también es el espiritual. Debes aprender a decidir y aprender a creer. Seguir a Dios no porque lo sientes sino porque lo crees. Amar no porque lo sientas (en ocasiones) sino por has decidió amar.

“no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”. 2 Corintios 4:18.

¿Por qué entonces debo vivir por la fe, por mis convicciones?

Porque esta no cambia, porque puede que haya habido un día malo, momento malo o temporada mala tienes que  aprender a creer no importando lo que pase. Tienes que decidir seguir eso que no se ve y creer. Vivir por convicciones. Vivir por Fe. Por eso Jesús dijo:

“Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. Mateo 16:24

Además de que tenemos que aprender a vivir por fe porque es lo que le agrada a Dios:  ”Y sin fe es imposible agradar a Dios…” Hebreos 11:6 RV1960

También porque si lo empiezas a hacer será un indicador de tu crecimiento espiritual: “El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.” Santiago 1:8 RV1960

Y porque aprenderás a vivir por lo que Dios dice y no por lo que tú y tus emociones puedan guiarte. El vivir bajo la fe es confiar que tú eres sano aunque te sientas enfermo, que eres bendecido aunque tus ojos te digan que no hay comida, que eres libre aunque tú carne y tus debilidades te falle. Que eres justo, santo y su hijo cuando sientas que eres indigno. Por eso y muchas razones mas debemos aprender a vivir por la convicción que hay en nuestro corazón.

¿Y dónde consigo esa convicción?

La fe viene por el oír y ¿qué oír? La palabra de Dios. Romanos 10:17 RV1960. Mientras más escuches su voz a través de leer tu biblia, escuchar predicas en tu iglesia y por Internet; tus convicciones y tu fe ira creciendo.

Yo he aprendido a ya no basar mi vida en las emociones porque sin duda hay días, semanas o temporadas buenas que puedo sentir la plenitud de Dios en mi vida y sentir siempre su presencia en todo momento pero también he pasado por momentos en mi vida en los que oro y no siento nada, en los que levanto mis manos y no llego a experimentar lo de siempre pero aun así he decidió creer, he decido tener la convicción en mi corazón que Dios me escucha, que Dios está recibiendo mi adoración y que aunque vaya a orar o meditar en su Palabra y no vea la revelación Él está ahí, sembrando su palabra en mi corazón y que a su tiempo va a dar el fruto. He decidido creer y cuando en mi corazón esta esa convicción, esa seguridad entonces empiezo a sentir su paz y su presencia. Mi motivación ya no está en lo que siento sino en la Fe que hay en mi corazón puesta por su Espíritu.

Te invito a dejar de vivir por tus emociones que son un efecto ilusorio del momento y que de un momento cambian y empezar a vivir por la convicción o seguridad que Dios ha puesto en tu corazón. Cree cuando tu corazón no quiera, a confiar cuando tu mente piense otra cosa y esperar cuando tus emociones te inundan. Decide creer, decide vivir por convicciones.

Porque esta no cambia, porque puede que haya habido un día malo, momento malo o temporada mala tienes que  aprender a creer no importando lo que pase. Tienes que decidir seguir eso que no se ve y creer. Vivir por convicciones. Vivir por Fe.

2 comentarios sobre “¿Vivir por emociones o por convicciones?

  1. Do you now, that the picture of the girl, running in the forrest as seen above is used in germany from a person called “Christin Biergans” in facebook germany. Her text, that she has illustrated with this picture is gone viral. Are you the owner of the picture rights?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s