¿Que nos pasó?

Después, Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él.» Génesis 2.18 PDT

Me atreveré a pedirte que leas de nuevo y pongas mucha atención a ese versículo:

Después, Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él Génesis 2.18 PDT

Si crees que Dios te habla o confronta en este momento a través de este versículo ¿qué piensas que te está diciendo a través de esa afirmación y acción que él toma? Reflexiona y tomaremos un paréntesis mientras te comparto lo siguiente:

Para quienes no nos conocen o recientemente saben de nuestra existencia queremos contarles que hace unos días, el 22 de julio de 2018 Jireh y yo (Sam) ¡Nos comprometimos para casarnos!

 

 

Después de una serie de cosas como oración, formar una amistad fuerte, la aprobación de nuestros papás, líderes y pastores, luego de un año de noviazgo (si, un año de noviazgo) decidimos dar este gran paso que anhelábamos hace mucho tiempo. Fue un día maravilloso, lleno de amor, sonrisas, lágrimas y sin duda la presencia del amor de Dios en ese campo donde nos comprometimos. (Puedes ver algunas fotos en nuestro Facebook Amor sin Casacas).

Desde entonces hemos recibido comentarios de aprobación como “¡Felicidades! Que linda pareja hacen”, “Dios bendiga su relación”, “Admiro su noviazgo.”, “¡Qué lindo todo lo que hacen juntos!”, “Se nota el amor de Dios en su relación.”, “Ya quiero estar en su boda”, “Quiero un noviazgo como el suyo” y otros comentarios tan bonitos, pero también seguidamente hemos recibido otros como ”¿Tan rápido?”, “¿Están seguros de lo que hacen?”,  “Yo nunca me voy a casar”, “Eso no es para mí”, “Ya vas para el Matricidio”, “Te pusiste la soga al cuello”, “Cuando quieras puedo rescatarte” “Aun estás a tiempo de arrepentirte” “Ya tienes quien te mande”, “Que valientes en hacer eso, yo no podría…” etc. Y entonces, a veces, no sabemos ni cómo reaccionar.

 

 

Eso nos ha dejado un sabor como agridulce. No en nuestra relación, pero si en nuestra vida ministerial. Muchos se alegran con nosotros y por nosotros, pero al mismo tiempo parece que ellos no se sienten capaces o dignos de lograr algo como esto o tristemente lo rechazan porque no creen poder casarse, que eso no es para ellos. Comentarios de personas cristianas, que creen en Dios, que van constantemente a la iglesia o incluso sirven dentro de ella. Cristianos que han leído el versículo que colocábamos al inicio, mínimo una vez en su vida, pero no lo toman para ellos, como que lo repelieran o “reprendieran”. Y esto sí que es realmente alarmante.

 

 

Esta situación nos ha generado una serie de preguntas que queremos hacer para que te las hagas dentro de ti, si ese es tu caso:

– ¿Qué nos pasó? (Como sociedad, como comunidad cristiana)

– ¿Que decisiones tomaste para ser herido(a) así?

– ¿Qué te pasó para que no creas en el matrimonio?

– ¿Qué heridas no has sanado?

– ¿Qué no has querido perdonar?

–  ¿Por qué ir en contra de lo que Dios quiere y planeó para ti?

 

 

Al principio te pedía que leyeras el versículo nuevamente porque a veces solo leemos de corrido sin prestar atención a cada palabra que Dios tiene para nosotros. Dios diseñó un plan, te diseñó a ti para que seas de bendición para alguien más. Él mismo dijo que no es bueno que estés solo(a) e inmediatamente accionó creando un plan y complemento para tu vida.

 

 

Mira estas afirmaciones sencillas y llenas de sabiduría que hace Dios a través de lo que escribió el Rey Salomón:

“Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.” Eclesiastés 4.9-12

No cabe duda que Dios quiere verte con una pareja, él quiere verte pelear espalda con espalda y tener éxito al lado de tu esposa(o) y más aún ser parte de esa relación y llevarlos al éxito, por eso en el versículo 12 Dios busca ser incluido para que su relación como pareja sea más fuerte y resistente.

 

 

Queremos resaltar que una pareja no solo es alguien para andar de la manita, el plan de Dios es que sea tu complemento para cumplir un propósito en conjunto. Dios ha trabajado con equipos de dos desde hace mucho tiempo: Adán y Eva, Abraham y Sara, Moisés y Aarón, Josué y Caleb, Rut y Nohemí, David y Jonathan, Elías y Eliseo, Jesús y el Espíritu Santo, Pedro y Juan, Pablo y Silas.

Jesús envió a sus discípulos de dos en dos y cuenta la biblia que regresaron sorprendidos porque los demonios se sujetaban y los enfermos eran sanados en el nombre de Jesús.  Incluso Jesús espera a una novia sin mancha (la iglesia) para las bodas del cordero. Dios tiene un propósito asignado para ti y tu pareja, uno en conjunto, uno que solo o sola no podrán lograr.

 

 

Dice también la palabra en Mateo 18.19 – 20 que donde dos o tres se reúnen en su nombre ahí está Dios en medio de ellos. Y además que si dos de nosotros nos ponemos de acuerdo para pedir cualquier cosa, será respondido por nuestro Padre.

Ves es necesario que el plan de Dios se cumpla en tu vida. Un plan en pareja.

Si has sido herido(a), Dios te pide que perdones y avances, si te sientes inseguro(a) Dios quiere afirmarte y recordarte que eres quien hace brillar sus ojos, si crees que lo tuyo no es el matrimonio él cree que eres maravilloso(a), pero sabe que con tu ayuda idónea (quien te completará) serás invencible. No vayas en contra de la voluntad de Dios, déjate amar, déjate formar por él, dobla rodillas por tu pareja, ora y dile a tu papá: “Bendicela con este bombonaso” (inserte emoji sonrojado) créele al Señor, cree en su plan. No es bueno que estés solo(a), dos son mejores que uno.

Recuerda que estamos para servirte, lo hacemos con mucho gusto, nuestro anhelo es verte crecer y desarrollarte en tu área espiritual y emocional.

Hasta pronto 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s