¿Quién dices que eres?

Esta es una de las preguntas que recuerdo me hacían algunos de mis maestros en la época de secundaria, mi respuesta y de las mis compañeros eran respecto a nuestro físico y cualidades. Durante nuestra adolescencia es donde más se marca nuestra identidad respecto a lo que pensamos que somos. Muchos quizás fueron etiquetados de mala manera, algunos sufrieron algún tipo de abuso o quizás al igual yo que sufrieron el divorcio de sus padres y eso nos marcó, personalmente me afectó mucho pues un padre físico es él que nos da seguridad y la mayor parte de tiempo nos ayuda a crecer con una idea correcta de nosotros mismos. En ese entonces no conocía tanto a Dios como ahora; así que no puedo mentir con decirles que sabía que Él creador del cielo y la tierra era mi Padre; o sea se creen esto suena de locos, pero ¡Siiii! el Dios poderoso, el creador de todo lo que vemos es ¡TU PADRE! ¿Lo crees?

Me emocioné un poco ¡perdón! continuó contándoles que conforme fui creciendo esa pregunta acerca de ¿Quién soy? me persiguió llenándome de temor e inseguridad, pero hasta que no acepté y creí de verdad quién era no pude vencerla. Ahora puedo decirme a mi misma y a otros: SOY HIJA DE DIOS, eso soy.

“Son hijos de Dios por voluntad divina, no por voluntad humana” Juan 1:13 (TLA)

Jesús mismo fue cuestionado acerca de esto. Cuando es tentado en el desierto por satanás, queriéndolo hacer dudar de si era verdaderamente el hijo de Dios.

“Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.  Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra. Mateo 4:3-6

Vemos la seguridad de Jesús al contestar, sabía quien es Él y quien era su Padre. Si nos vamos un capítulo atrás vemos que sucede una hermosa escena en el bautismo de Jesús.

“Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”. Mateo 3:16-17

Dios Padre le estaba recalcando a Jesús que Él era su hijo amado, por lo tanto no había nada que moviera a Jesús de esa gran verdad.
Así muchas veces satanás viene y nos quiere hacer tambalear acerca de nuestra identidad como hijos de Dios. Algo importante de notar en estos pasajes es también que Jesús estaba por iniciar su ministerio y Dios con sus palabras lo identifica para cumplir con su propósito. Nosotros debemos estar muy seguros de quiénes somos porque Dios ya nos ha hecho sus hijos, nos ha dado propósito, dirección y un destino brillante.

Lo que a muchos les afecta es el pasado,o el hecho de que quizás no tuviste unos padres que te dieran lo que necesitabas (Mis padres podrán abandonarme, pero tú me adoptarás como hijo.Salmo 27:10) como dije el pasado es ese que persigue y nos hace querer abandonar la carrera, pero leamos lo que nos dice:

“Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!”  2 Corintios 5:17. 

Eres una nueva persona, lo importante aquí es que lo creas de verdad

Y por si lo habías olvidado últimamente quiero recordarte que:
-ERES HIJO(A) DE DIOS:” El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios” Romanos 8:16

-ERES AMADO: “En esto consiste el amor:no en que nosotros hayamos a Dios,sino en que él nos amó a nosotros,y envió a su hijo en propiciación por nuestros pecados” 1 Juan 4:10.

-ERES ELEGIDO :”Desde antes de crear el mundo Dios nos eligió,por medio de Cristo,para que fuésemos sólo de él y viviéramos sin pecado” Efesios 1:4

-ERES LLAMADO: “Quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos” 2 Timoteo 1:9

-NO ESTÁS AQUÍ POR UN ACCIDENTE: “Dios mío, tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre. Tú fuiste quien formó cada parte de mi cuerpo.14 Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias. Todo lo que haces es maravilloso, ¡de eso estoy bien seguro! 15 Tú viste cuando mi cuerpo fue cobrando forma en las profundidades de la tierra; ¡aún no había vivido un solo día, cuando tú ya habías decidido cuánto tiempo viviría! ¡Lo habías anotado en tu libro!” Salmos 139: 13-15

-TU PADRE TIENE GRANDES COSAS PARA TU VIDA: ” Sin embargo, como está escrito: “Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.” 1 Corintios 2:9

 Dios con sus palabras lo identifica para cumplir con su propósito. 

¡Por favor no olvides esto! ¡Dios te bendice!

2 comentarios sobre “¿Quién dices que eres?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s