Nuestra relación imperfecta

Adivinen, entre Jireh y yo ¿quién de los dos es Hulk..? Ntee bromas /-* ¡no se la crean! somos un panito de Dios, como, un par de encanelados xD
Ya en serio, no sé a ustedes pero a mi me llamaría la atención un titular así y por eso llamé esta nota de esta manera, “Nuestra relación imperfecta” y es que es cierto. Las historias de Disney y Hollywood nos han dejado con el “ Y vivieron felices para siempre…”, pero yo me pregunto “¿Y cómo le hicieron?”.
¿Han visto esas imágenes tan bonitas de parejas de viejitos? Van de la mano, con 50 años de casados, afirman ser los mejores amigos, se cuidan y sirven el uno al otro, hasta vi un video donde el viejito le canta a su viejita acostada en la cama de un hospital y a uno se le remueve el corazón entre tristeza y ternura y uno los ve y dice “la verdad si sería bonito llegar así con mi amortz”.
Empezaba con esa introducción para llevarnos al tema, nuestra relación imperfecta. ¿Por qué imperfecta? Necesitamos entender algo, y es que como hombres y mujeres somos diferentes, nuestras configuraciones son tan pero taaan diferentes, y les pongo un ejemplo sencillo: Si un día hay feriado (descanso), un hombre dice “uy al fin voy a dormir hasta tarde, comeré si me levanto de la cama, jugaré videojuegos o si no pues, veré televisión…” al fin es un día de descanso. Pero, una mujer piensa así: “¡Día de descanso! lavaré mi ropa, reorganizaré mi habitación, tal vez inicie aquel proyecto que de que ratos quiero hacer, compraré más ropa, saldré con las chicas a comer, en la noche leeré mi libro y agendaré mi semana.” Y, los hombres reaccionamos así:
Y seguro cada uno dirá que el otro género está loco, para las mujeres puede que seamos unos grandísimos perezosos y para los hombres nos pueden parecer un poquito obsesivas (sin ánimo de ofender) pero es que no nos comprendemos porque somos di – fe – ren – tes.
En fin, hablo de esto porque a raíz de estas diferencias es que surgen algunos conflictos, a veces esperamos cosas de la otra persona, como que lean nuestra mente o que amen lo que amamos y no, no es así. Les contaré, Jireh y yo a veces tenemos pensamientos contrarios, a veces esperamos algo uno del otro y no sucede. Yo digo dulce, Jireh dice salado, yo digo escuchemos Swichfoot, Jireh dice mejor Un Corazón, yo veo Jane la Virgen (sí, y no me da pena xD) y ella prefiere Elementary. Yo anoto en mi celular, ella en su cuaderno, yo soy Diseño Gráfico y ella estudia Nutrición.
Y eso que hablo de preferencias, no digamos de pensamientos, pero ya no prolongaré más el punto. La solución es simple: Para que una relación fluya de manera saludable, con todas estas diferencias, debemos poner los dos de nuestra parte para lograr un balance, esforzarnos (imprescindible) y ceder para estar de acuerdo.

“¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” Amós 3.3

El amor nos lleva a un punto de sacrificio por el bien de la otra persona, eso sí, tampoco estoy diciendo que debes ser un(a) mártir para hacer que la relación funcione, es un sacrificio mutuo, de ambas partes. Recíproco. El amor nos lleva a renunciar a algunas cosas que nos gustan por la otra persona, nos lleva a escuchar y aprender lo que ella necesita, a perdonar constantemente y a servir el uno al otro. Pero este no es ese amor empalagoso de adolescentes, es el amor de Dios. El que recita 1 Corintios 13. Así es como llegaremos a ser como esas parejas de viejitos.
Para que el amor de 1 Corintios 13, el amor de Dios, fluya en una relación, es necesario estar de acuerdo. Y no solo tendrán el beneficio de que el amor de Dios fluya en medio de ustedes; también, si están de acuerdo y oran en un mismo sentir Dios puede proveer lo que anhelen. Vean el poder de estar de acuerdo:

“Les aseguro que si dos de ustedes se ponen de acuerdo, aquí en la tierra, para pedirle algo a Dios que está en el cielo, él se lo dará.Porque allí donde dos o tres de ustedes se reúnan en mi nombre, allí estaré yo. ” Mateo 18.19 TLA

¿Saben? Ninguna relación es perfecta, por muy perfecta que aparenten en redes sociales los famosos o la de alguien que conocemos. Nuestra relación no es perfecta, somos dos seres humanos con cualidades y defectos, nos equivocamos y a veces nos lastimamos, sin la intención de herirnos y provocarnos dolor, simplemente fallamos y a veces sentimos que no llenamos el standard para el otro. Pero para mí con sus “defectos” ella siempre será la mujer perfecta, quien me completa. Y para Jireh, con mis defectos siempre seré el hombre perfecto porque con todo y nuestros defectos e inseguridades no amamos como nos enseñó la sociedad, en nuestra iglesia aprendimos individualmente a amar como Jesús nos amó, y ahora en nuestra relación nos amamos de esa manera. Creyendo el uno en el otro, sirviéndonos, cuidándonos, aún con nuestras diferencias, nuestra relación es imperfecta, pero se basa en un amor perfecto, el amor de Dios y eso es más que suficiente para llegar a viejitos y contarle a nuestros nietos, que me casé con mi mejor amiga. La mujer de mis oraciones y el amor de mi vida.
Si tienes pareja, oren para estar de acuerdo, si se va o ya no está, tranquilo(a), no era la persona de tus oraciones. Si estás soltero(a) no te desesperes ni desanimes, aprende, sigue formándote, que esto te ayudará cuando llegue esa persona que ame a Dios y te ame a ti. Enfócate en amar como Dios ama.
Gracias por leernos hasta aquí. Oramos por ti y para que Dios te sorprenda y supere tus expectativas. Un fuerte abrazo.
Att. Sam & Jireh / Amor sin Casacas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s