Orgulloso de mi Cultura.

Una de las grandes dificultades del ser humano es encontrar su propia identidad y el punto más crítico se vive justo en la adolescencia, pero después de unos años todo se vuelve normal y dejamos de preguntar por qué las cosas se hacen de la manera acostumbrada.

En mis primeros años de Universidad fue muy difícil para mí describir mi propia cultura. Es normal y necesario en Guatemala comer tortilla los tres tiempos, en nuestra mesa siempre encontramos frijoles y chirmol. Es normal remojar el pan en el café a mitad de la tarde. Por lo que cuesta imaginar que en algún momento de nuestra vida pudiéramos pasar semanas de abundancia sin contar con todos estos detalles de nuestra vida cotidiana. Pero la verdad es que es normal solamente para determinada región, sin necesidad de ir muy lejos de Guatemala podremos encontrar una manera de alimentación distinta a la nuestra como por ejemplo en el país vecino de El Salvador. Seguramente para la mayoría de nosotros no tendría nada de normal ver a un mesero de un restaurante tomar la orden a la par de la mesa con una rodilla en el suelo pero en Japón eso no tendría nada de extraño. Y cuando tenemos oportunidad de hacer amistad con extranjeros y se habla de puntos culturales cada uno habla con orgullo de su cultura, ninguno se siente avergonzado de sus propias costumbres.

En Efesios3:20 nos explica que todo creyente en Jesucristo tiene una ciudadanía celestial, entonces surge la pregunta: ¿cuál es la cultura celestial? ¿Qué es lo normal en el cielo?

Efesios 1:5 y 6 nos explica que fuimos predestinados para la alabanza de la gloria de su gracia. Entonces ¿por qué es fácil encontrar cristianos predestinados para alabar a Dios por su gracia escuchando y cantando música que no lo exalta?
Hebreos 13:15 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.”

Volviendo a Efesios 3:20 que dice que nuestra ciudadanía está en los cielos de donde esperamos a Jesucristo, viene implícito que debemos ser personas de fe, lo normal es tener fe. Como dice Lucas 11:34-36La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas. Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor.” Y se refiere específicamente de nuestra capacidad de ver a Dios participando y aún más en control de todas las circunstancias, confiando en que nuestro Dios tiene la capacidad de convertir toda adversidad en bendición.


El ciudadano celestial conoce a su Dios. 2 de Corintios dice “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo…” pero ¿cómo podría yo ser embajador o representante de mi nación si he vivido fuera de ella y no me he interesado en saber nada de ella? Así que es necesario que observemos de nuevo lo que dice Efesios 1:5-6 que habla que fuimos predestinados para la alabanza de la gloria de su gracia, pero ¿cómo puedo alabar esa gracia si no me relaciono con Jesús? Es indispensable tomar tiempo en oración para hablar y escuchar a Dios y meditar en su Palabra para conocer su corazón, solamente así podremos conocerlo y representarlo.
Otro aspecto de la cultura celestial es que todo ciudadano es guiado por el Espíritu de Dios y esa dirección da a cada uno en su espíritu la convicción que son hijos de Dios como lo dice Romanos 8:14“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.”

El siguiente aspecto de la cultura celestial es que todos viven como su maestro Jesús: Hebreos 10:14porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.” Y es aquí donde muchos tropiezan con fuertes argumentos de inconformidad pero el que es de ciudadanía celestial aplica su fe y entiende lo que dice Ezequiel 44:30“Y las primicias de todos los primeros frutos de todo, y toda ofrenda de todo lo que se presente de todas vuestras ofrendas, será de los sacerdotes; asimismo daréis al sacerdote las primicias de todas vuestras masas, para que repose la bendición en vuestras casas” Jesús dijo que es mejor dar que recibir pero hay mayor ganancia en dar porque dando es como recibimos directamente de su mano.
El siguiente aspecto de la cultura celestial es hablar de Jesús a otros, vemos el ejemplo de los apóstoles en Hechos 5:20“porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.” Y en medio de amenazas y oposición oraban. Hechos 4:29“Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu Palabra”. Considerando que en este mundo es el único lugar donde encontraremos incrédulos que necesitan de nuestra predicación porque en el cielo no encontraremos a ningún inconverso a quien predicarle.

No debemos dejar fuera el detalle de que uno de los nombre de Dios es Jehová: Isaías 47:4 Nuestro Redentor, Jehová de los ejércitos es su nombre, el Santo de Israel” así que debemos estar conscientes que estamos en medio de un ambiente de guerra hostil, 2 Corintios 2:11“para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.” Tenemos bien identificado a nuestro enemigo y sus intenciones y debemos tener una participación activa en contra del enemigo. Santiago 4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Lucas 10:19He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

Así que todo creyente en Jesús no debe sentirse avergonzado de ser diferente a los de su alrededor, somos diferentes porque nuestra cultura es distinta estamos de paso en este mundo y no queremos hacer nada que nos pudiera impedir ver el rostro de Jesús el día que vuelva por nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s