Las pequeñas grandes decisiones 2.0

Hace unos días estaba revisando un antiguo blog. Lo tengo abierto en Tumblr desde hace ocho años y recuerdo tener algunos post que había escrito. Desde hace unas semanas recordaba un tema que escribí y que para mí sigue siendo importante y es “las pequeñas grandes decisiones”. La idea era tomar la publicación y compartírselas a ustedes. Solo le arreglaría algunas faltas de ortografía  pero cuando lo leí mejor decidí tomar la idea central, algunas otras ideas y volver a escribir sobre este tema, por eso lo titulé “2.0”

El tema son las decisiones y es que la mayoría de nosotros piensa que las verdaderas decisiones las tomamos cuando planificamos nuestro futuro, cuando estamos por casarnos y elegir a nuestr@ esposa(o), hacer los planos para nuestra casa, ver el lugar dónde viviremos, qué profesión vamos a tomar, si nos vamos a vivir a otra ciudad, estudiar alguna carrera o si es momento de emprender un negocio. Es decir, tomamos muchas decisiones pero solo a algunas les tomamos más importancia. Analizando detenidamente este tema me he dado cuenta que en realidad esas decisiones no son las más grandes, no son las más “importantes” o las que en teoría, no nos deberían preocupar más. Obviamente no quiero decir que estas no sean importantes sino que las decisiones más grandes que pudiésemos tomar son  pequeñas, son las  cosas que uno no se da cuenta, es decir, aquellas cosas que haces “automáticamente”. Tal vez ir a correr, levantarse a tal hora, comer ciertos alimentos, hacer tarea, ver televisión, ver aquella serie, pasar tiempo en YouTube, Facebook, Instagram o Snapchat; son todas aquellas cosas que hacemos automáticamente. Tan rápido que no nos damos cuenta qué es lo estamos haciendo pero sin duda estamos tomando decisiones.

Puede que no compartas este pensamiento y está bien, pero déjame explicarte por qué después de ocho años sigo pensando que las “pequeñas grandes decisiones” son importantes en nuestra vida.

Cuando estamos a punto de tomar una gran decisión en nuestra vida existen tipos de  personas con ciertos comportamientos; están los que no le toman tanta importancia y aquellos que si lo hacen. Tal vez seas como el primer tipo pero sin darte cuenta tomas decisiones o tal vez seas como el segundo. Yo he pensado que cuando estoy enfrente de una gran decisión debo de parar un momento en todo lo que hago, tomarme algunos días e irme a meditar a algún lugar. Personalmente me encanta ir a lugares llenos de naturaleza, caminar y pensar, pensar y pensar otra vez. Aunque ese proceso esté bien, realmente no es tan importante porque, ¿Qué es lo que piensas cuando estas en ese lugar solo? ¿Cuáles son tus estándares para tomar tus decisiones? ¿Qué rige tu vida? Es decir, está bien que te tomes un momento y pienses, pero si tus estándares en tu toma de decisiones no son correctos entonces la decisión que tomes no importa. Puedes pasar mucho tiempo pensando en hacer o no hacer algo pero el resultado será malo o bueno (dependiendo del caso) porque la manera en la que guías tus decisiones no está bien.

Espero que me esté dando a explicar, pero a la pregunta que quiero llegar es ¿Cómo formas tu criterio para tomar tus decisiones?

Yo soy fiel creyente en que una de las primeras cosas  que debemos hacer en nuestra vida es formar nuestro criterio, nuestra manera de pensar y así mismo forjar nuestro carácter.  Debemos formar nuestras bases en nuestro corazón y mente ante cualquier tema, circunstancia y maneras de vivir. Hay tantos pensamientos en el mundo, tantas corrientes de cualquier tipo pero ¿Cómo lo logras? ¿Cómo formar un buen criterio? Lo haces leyendo, estudiando, investigando y en el peor de los casos con experiencias propias que pueden ser buenas o malas. Bien dicen que uno de los mejores maestros que pudiésemos tener es la vida.

Además de todo lo mencionado, ¿Cómo logras entonces formar tu esencia, tu manera de pensar, tu criterio y carácter? Con las “pequeñas grandes decisiones”. Es increíble ver que cosas tan pequeñas y cotidianas logran tener a largo plazo gran importancia en nuestra vida. Y esto se ve cuando decidimos no ver series o películas y ponernos a leer, se ve cuando decidimos no salir con nuestros amigos y terminar las responsabilidades en nuestra casa. Cuando decimos “no” a nuestros amigos que quieren salir a tomar algo o a pasar el rato, o van a ir a hacer cosas malas. Se forma cuando decidimos pasar tiempo con Dios, cuando decidimos que debemos leer la biblia todos los días. Y nuestro carácter se forma cuando no le respondemos de mala manera a nuestros padres cuando nos mandan a hacer algo, o cuando hacemos las cosas bien en el trabajo. Es allí que se forma nuestro carácter. Es en ese momento cuando nuestros estándares de decisiones se están formando.

Y lo seguimos formando cuando decidimos que lo más importante no es que nos vean cuando estamos haciendo las cosas bien sino que es cuando Dios mira lo que nadie más ve. Las pequeñas decisiones las tomamos cuando  manejamos nuestros hábitos, con tus decisiones de tomar a Dios en cuenta o no, con tus “pequeñas” pasiones y anhelos. Esas “Pequeñas” decisiones son las que formarán tu carácter y por consiguiente  estarás listo en criterio para tomar las decisiones más grandes de tu vida.

El apóstol pablo dijo que si habíamos de invertir en algo nuestro tiempo y que en verdad valdría la pena es cuando dejamos que el Espíritu Santo florezca en nuestra vida:

“Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. Gálatas 5:22-23

Cuando empiezas a sembrar todo esto, cuando empiezas a tomar tus pequeñas grandes decisiones con esto, entonces Dios hará el resto y te guiara por el mejor camino.

Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer. Deuteronomio 5:23 NVI

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes. Deuteronomio 31:8 NVI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s