“El mejor rechazo de mi vida”:

Algunos ya saben la historia, pero otros no. Con Sam nunca nos dimos un beso en nuestra etapa de amistad (seguimos siendo bffs pero ustedes me entienden), las oportunidades se dieron, el deseo de hacerlo era grande. Pero él me dijo que no.

Fue una vez, que estábamos cocinando (sus papás estaban en casa porque nunca nos hemos quedado solos), estuvimos a punto de besarnos. Pero vino él y dio un paso para atrás y me dijo “No, no quiero hacerlo antes de tiempo…”
Se me hizo tremendo nudo en la garganta, no de tristeza, era pura y genuina alegría. El deseo de hacer las cosas bien, de honrarme y agradar el corazón de Dios eran más grandes que darme un beso.
Muchas veces me dijo que él quería hacer las cosas bien; pero ver esas palabras transformadas en acciones fue lo que marcó la diferencia. Me mostró que sí se puede resistir, que uno puede decir que no, porque es lo correcto, aunque uno quiera un sí. En momentos así es que te das cuenta de las prioridades que tiene la otra persona y es eso lo que más te conviene saber.
Y si no le das la debida importancia a esto de los besos antes de ser novios, por favor, pensalo de nuevo. Hay ciertas cosas que están destinadas para ciertas etapas, cuando son amigos con propósito pueden darse un abrazo, cuando son novios ya pueden darse besos bonitos y tomarse de las manos, el sexo es específico para el matrimonio.
Si haces una de estas cosas fuera de su etapa entonces ¿Qué de nuevo y especial será vivirla? Y si al final no resultan juntos entonces, ¿Valió la pena salirse de lo que es correcto?

Nuestros cuerpos pueden acceder a sentir placer, pero tu espíritu debe ser más fuerte y accionar hacia lo que es correcto, la voluntad de Dios.

En Colosenses 3: 2 (BLPH) encontramos este consejo:

“Pongan el corazón en las realidades celestiales y no en las de la tierra.”

Sí se puede. Tus convicciones deber ser fuertes y las de la otra persona también.

Pongan límites, rechacen si es necesario, cuida tu corazón, honra a quien esté contigo.

Pero ¿Qué pasa si ya te adelantaste?

Dios todo lo hace nuevo.

Siempre podés tener un nuevo comienzo, nuevas son sus misericordias cada día. Lo importante es que mantengas firme tu decisión, que decir que no sea eso, un gran y rotundo NO.

“Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y, cuando digan “no”, que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno” Mateo 5.37 NVI

No te sientas presionad@. Si te deja, dale gracias a Dios, porque más vale estar solo y haciendo lo correcto que acompañado y cometiendo errores.
No te apresurés, hay un tiempo para todo, Eclesiastés 3:1 NTV lo dice: “Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo.”
Si de Dios es que estén juntos lo van a estar; y se van a disfrutar cada cosa en cada etapa. Dios ya nos prometió una vida buena, agradable y perfecta, podés estar tranquil@

“No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.” Romanos 12.2 NTV

Si necesitas hablar con alguien no dudes en escribirnos, estamos para servirte.
Att.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s