Un paso Adelante, Un paso Atrás

¿Qué es lo que me impide avanzar?

¿Por qué es que no he cambiado?

¿Trato de Cambiar pero no logro nada?

¿Yo he cambiado pero las personas que más aprecio opinan lo contrario?

¿Esto vale la pena?

Entre estas y más eran las preguntas que me hacía a mí mismo, no hace mucho tiempo antes de iniciar en esto, antes de que decidiera que tenía que hacer algo por este mundo, era consciente de que solo no lograría cambiarlo pero sabía que tenía que dejar una semilla sembrada en algún lugar, lo malo es que no sabía por dónde empezar.

Tanto tu querido lector, como yo hemos pasado situaciones que nos han dejado lecciones, lecciones que pueden llegar a marcar nuestra vida, consejos que nos pueden hacer una mejor o peor persona.

Tenemos la idea del cambio, un cambio para tratar de ayudar a las personas y si estás leyendo este post, no creo que te haga falta comida o un techo donde dormir. Además que tienes la ventaja de acceder a internet, una gran fuente de información que puede ser usada tanto para bien como para mal. Al punto que quiero llegar es que:

 ¿Qué estamos haciendo por nuestro mundo?

Dejando de lado por un momento el ámbito religioso, no es necesario ser un pastor, tener una licenciatura en teología para empezar a ayudar a las personas, con el simple acto de sostenerle la puerta a las personas cuando están entrando a un local o devolverle a alguien algo que perdió, en ese momento ya se está haciendo un cambio.

Así es, de la misma manera que puedes identificar un árbol por su fruto, puedes identificar a la gente por sus acciones.

Mateo 7:20 (NTV)

Por nuestras acciones es que seremos conocidos, y eso es algo que realmente cuesta hacer porque uno no es perfecto, somos seres humanos y llegamos a cometer errores, errores que pueden ayudarnos a reflexionar y tratar de no cometer otra vez. Pero esta no es  una razón para excusarnos cuando hemos fallado y si no hay manera de repararlo, no nos quedará más que aceptar las consecuencias y pedirle perdón al Padre que siempre estará dispuesto a perdonarnos si nosotros demostramos un genuino arrepentimiento.

Durante mi búsqueda de respuestas, pude conocer a personas que me demostraron que tal acto era difícil pero no imposible y por lo menos en mi caso y aún al día de hoy me cuesta hacer lo correcto, no digo que sea un vándalo pero muchas veces me he permitido no ayudar, no hablar y sobretodo no apoyar a la gente que lo necesita. Esto muchas veces llega a desmotivar porque uno se pone a pensar:

¿ESTO VALE REALMENTE LA PENA?

Porque al final una persona no puede hacer nada para cambiar al mundo, es cierto esto es muy cierto, pero el fin de ayudar, el fin de querer hacer el bien no es para que uno solo pueda cambiar el mundo, no esto se hace porque con el fin de llegar a ser motivación para las personas hacer que nuestras acciones sean las que nos representen e inspiren a otras personas a hacer lo mismo.

En mi caso el poder entrar a Somos Vida fue y es una experiencia que me ha hecho cambiar y me ha podido orientar en la búsqueda de respuestas, pero nunca pensé que también podría compartir lo poco que sé a las demás personas porque no me considero una persona a seguir pero trato de hacer lo mejor en cada cosa que es relacionada al Señor.

El cambio es algo que viene de poco en poco, no esperemos que podamos cambiar en una semana, un mes o un año. No, el cambio es algo que lleva años incluso se puede llevar la vida entera tratando de ser alguien mejor, de llegar a ser esa persona que deseamos ser.

Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo.

Eclesiastés 3:1

Si realmente deseamos cambiar, debo de aclararte que no hay una guía para hacerlo, los cambios deben de ser personales y muchas veces ser recorridos en solitario, ya que muchas veces cuando no nos conocemos a nosotros mismos podemos llegar a ser débiles y manipulables, pero no debemos de temer ya que Dios nos acompañará durante nuestro recorrido.

No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10

Te había dicho que no existía una guía para cambiar ya que cada persona es un mundo y lo que a ti te pueda parecer correcto, para mí no lo es y viceversa, pero a continuación te dejaré pautas que puedes llegar a tomar para el cambio que deseas realizar, ya que estas son las que decidí tomar cuando inicie todo.

Estas son las siguientes:

  1. ¿Por qué es que deseas cambiar? Esto es algo que te debes plantear, la motivación que elijas es la que hará que no te retractes sobre el camino que has elegido, ya que la idea de rendirte siempre rondará en tu cabeza.

  2. Debes  visualizarte como la persona que deseas ser, debes de tener una idea a lo que deseas convertirte, ya que si no sabes a dónde quieres ir, andarás sin rumbo y nunca llegarás a lo que deseas ser.

  3. Pierde el miedo, muchas veces tenemos el miedo de resultar heridos o ser excluidos por hacer lo correcto, no debes de tener miedo ya que el miedo es uno de nuestros principales enemigos.

Estas pautas que te he compartido han sido de mi experiencia y las que he tomado para continuar adelante, no te digo que esos sean los únicos pasos ya que al final esto solo es un consejo, un consejo entre muchos que oirás en tu camino.

Para concluir, debes saber que no te debes de sentir mal si fallas, no debes decaer al primer error ya que muchas veces como dije al inicio, uno llega a sentir que no cambia que todo sigue igual, que Dios no contesta nuestras dudas y que todo lo que hace no tiene ningún resultado pero déjame decirte que todo llegará en su momento y será un momento muy especial en el cual todo estará bien. Mientras llegué ese momento debemos esforzarnos y ser valientes para poder enfrentar cualquier adversidad. No te rindas, sé que es difícil enfrentarse a un cambio, más cuando no hay alguien físicamente apoyándote pero Dios está contigo y si Dios contigo. ¿Quién contra nosotros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s