“La Gracia de Dios”:

Ciertamente en más de una ocasión me he encontrado en momentos de mi vida en los cuales estaba muy ocupada con miles de cosas. Recuerdo estar pasando una situación difícil. Sea lo que sea que estaba pasando, me costaba orar y leer la biblia.

Me sentía la peor persona del mundo porque trataba de acercarme a Dios pero siempre algo se presentaba para irme alejando lentamente de su presencia. De pronto me encontraba sin rumbo, perdida y sola a pesar de estar rodeada de muchas personas. No había nada ni nadie que puedira llenar ese vacío en mi interior, solo Dios. Y yo lo sabía. Lo que no sabía era cómo volver a acercarme a Dios, me sentía tan culpable de haberle fallado. Yo creo que a veces nos queda esa imagen de Dios como la de un padre que nos reta y se enoja con nosotros. Creemos que Dios va a hacer lo mismo pero no es así.

Siguiendo con la hishoria llegó un momento en mi vida en el que de pasar tantas cosas, una detrás de la otra, pasé de sentirme vacía por dentro, llena de enojo, resentimiento y tristeza a sentir que el amor de Dios me inundaba por completo. No sé si alguna vez les pasó pero es una sensación de plenitud. Ese día lloraba de alegría y no podía entender en mi mente racional cómo Dios podía amarme tanto a pesar de fallarle miles de veces y a pesar de haberme sentido como la peor pecadora. Fue su gracia ese día y muchas veces más la que me inundó en un día común.

Cuando yo no sabía como acercarme porque me sentía en falta con Él, Dios se acercó a mí, me buscó y me encontró cuando yo estaba perdida. Así es el amor de Dios, infinito y profundo como el océano donde ves donde empieza pero no donde termina.

Finalmente Dios me mostró su misericordia y debido a su gracia fue que me volví a acercar a Él. Jamás me juzgó,

Yo creo que a veces el enemigo nos llena la mente de ideas como: “sos un pecador”, ” Dios no va a perdonarte”, ” nisiquiera puede mirarte a la cara, sos una vergüenza “, etc. Pero al contrario de lo que podamos imaginar Dios es un padre de amor que siempre nos va a recibir con brazos abiertos. El trato que tiene con cada uno es personal y no digo que alguna vez Dios no me haya retado sino que Él es sabio para saber en que momento marcarnos el error.

Así que no temas acercarte a Dios además Él envió a su único hijo a morir por nuestros pecados. Quién más te entiende hoy es Jesús, Él sabe por lo que estas pasando porque pasó por todas las tentaciones y no te está señalando con un dedo sino que en su infinito amor espera abrazarte en sus brazos de amor y recordarte cuanto te ama. ¡Anímate! Dios te ama con tus defectos y virtudes y es su amor el que va corrigiendo y moldeando nuestro corazón.

Quiero dejarte unos versículos a modo de reflexión:

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.
Aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos).
Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. Efesios 2: 1, 5, 6 y 8. (RVR)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s