El Poder De Una Visión Pt. 1

“No todos pueden anticipar la grandeza de algo o de alguien a simple vista, son pocos aquellos que pueden ver un diamante escondido en una piedra de carbón o como Miguel Angel, una obra de arte en un rústico bloque de marmol.”

La frase la leí en un documental, creo que fue en ESPN, sobre un caballo de carreras ganador de la Triple Corona llamado Secretariat.

Secretariat junto con Seabiscuit son tal vez los caballos de carreras más famosos por los éxitos alcanzados aún cuando nadie daba ni un soplo por ellos. Historias de personajes desvalidos y sin posibilidades, personajes que todos dan por acabados incluso antes de siquiera competir.

Se han hecho películas sobre ambos caballos, pero creo que la película que más gente ha visto es la de Seabiscuit.

Ambientada en la época de la Gran Depresión en Estados Unidos la historia nos muestra cómo los personajes que viven las etapas más difíciles de su vida convergen para convertirse en un hito del deporte y de la historia de la sociedad estadounidense: un hombre entrado en años que ha perdido a su pequeño hijo en un accidente de auto y a su familia en un divorcio; un intento de jockey atrapado en el alcoholismo a punto de abandonar todo; un entrenador de caballos de carreras que termina entrenando animales para un acto de circo y por supuesto el personaje central, un caballo fracasado y de mal temperamento por el que nadie paga un centavo. La combinación perfecta para el fracaso: una época terrible y un grupo de perdedores.

Ante los ojos de los demás tienen todas las excusas para ser unos fracasados. Cuando la gente los ve no son más que un par de viejos en el final de sus vidas y un terco borracho que no sirve para nada y  un pequeño caballo que compraron por nada.  Cada uno por su cuenta no es nada, pero juntos hay algo en ellos que los hace diferentes, hay un fuego, hay garra,  un espíritu de lucha que no se puede apagar, algo que no los deja rendirse, algo que otros solo sueñan.

Es una gran historia. La película es un poco benévola cuando se compara con la realidad. Si algún día tienen la oportunidad de leer el libro de Laura Hildebrand verán que la realidad fue mucho más dura y lógicamente por eso  las victorias tuvieron mucho más significado.

Pero, ¿Qué es lo que hace que un grupo de perdedores de pronto cambien la dirección de su vida de forma tan radical y se conviertan en un equipo de época, en un equipo ganador?

Bueno, antes digamos que estaban muertos, pero ahora tienen un corazón vivo impulsado por una visión, han visto la grandeza dentro de ellos, alguien les mostró el diamante en la piedra de carbón,  saben que tienen lo necesario para ser los más grandes. Encontrarán una oportunidad, atraparán el momento y no lo van a dejar escapar, esta vez no, y qué mas da, lo menos que pueden hacer es intentarlo… Y finalmente lo lograrán.

En mi entrega anterior les hablaba de lo que Dios puede hacer con lo poco, con lo pequeño, con lo menospreciado, con lo que nadie quiere. En la siguiente entrega quiero mostrarles ejemplos de otros muchos perdedores que terminaron siendo grandes ganadores en las página de la Biblia y mostrarles a grandes rasgos qué es el Poder de Una Visión.

Por el momento les digo que es necesario tener visión en nuestra vida, en nuestra familia, en nuestro ministerio, iglesia, etc., al final de cuentas la Biblia dice que un pueblo sin visión perece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s