Las caídas son nuevos comienzos

Extendiendo su mano desde lo alto, tomó la mía y me sacó del mar profundo.    2 Samuel 22:17

 

¿Alguna vez has escuchado la frase “tocar fondo” o tú has sentido caer tan bajo que “tocaste fondo”?

La realidad es que ninguno de nosotros está exento de caer, a veces es necesario hacerlo,  para poder darnos cuenta qué es lo que nos mantiene firmes.

La vida misma es un caminar continuo de situaciones que pueden llevarnos a un despeñadero; en ocasiones.  nuestras decisiones erradas nos empujan a caer con mayor fuerza y pensar que es nuestro castigo permanecer ahí: en el abandono. Ésto mi amigo, es “tocar fondo”; creer que ya no hay nada ni nadie que pueda auxiliarte, verte inhabilitado para levantarte o pensar que todo ha terminado.

Sin embargo, permíteme decirte que esto sólo puede ser un comienzo. En Cristo, tienes una mano de salvación que se extiende para restaurarte, para darte vida, para curar tus heridas y sanar tu alma. Porque en Jesús todas las cosas son hechas nuevas, tu dolor se convierte en gozo; tu angustia en esperanza; tu sufrimiento en paz; tu pecado en salvación por medio de la Cruz; tus caídas en la manera en que puedes bendecir a otros y tu abandono desaparece, porque cuando reconoces que sólo la mano de Jesús puede sacarte de ese mar profundo al que has caído, su Espíritu consolador te abraza y te declara las palabras de bien que Dios ha escrito para ti: No temas, yo estoy contigo, nada te podrá hacer frente. Isaías 41:10 Josué 1:5

Dios te bendiga
By Ely Hdez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s